El Ayuntamiento de Reus ha aprobado este viernes con los votos de CiU y PP una modificación de las ordenanzas de civismo que, entre otros aspectos, prohíbe ir con la cara tapada por la calle, ya sea con un 'burka' y 'niqab' como con un pasamontañas o un casco de motocicleta.

La nueva normativa prevé sanciones de 750 euros a quien circule con el rostro oculto por la calle, aunque, según han explican fuentes municipales a Europa Press, estas multas no podrán imponerse por ahora a aquellos ciudadanos que aleguen motivos religiosos para defender su indumentaria.

El gobierno municipal de Reus ha descartado por ahora esa opción después de un informe del secretario municipal en el que les advertía que para poder sancionar el uso del velo integral es necesaria una ley autonómica, una norma que el Govern prevé desarrollar próximamente pero que todavía no tiene fecha para entrar en vigor.

Hasta ahora en Reus estaba prohibido el uso del 'burka' y el 'niqab' en dependencias municipales, una restricción que ahora se extenderá también a la vía público y los autobuses municipales y que afectará también a otras indumentarias que cubran el rostro como el pasamontañas y el casco.

La nueva ordenanza de civismo prohíbe también el nudismo en toda la ciudad, y endurece las sanciones para aquellos que pinten graffitis en el municipio, así como a los que no recojan los excrementos de los perros.

También se ha debatido en Tarragona una moción presentada por el PP que pedía prohibir el 'burka' y el 'niqab' en la calle y los equipamientos municipales, aunque en este caso ha sido rechazada con los votos de PSC, CiU e ICV-EUiA.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.