El concejal de Relaciones con los Medios de Comunicación, Miquel Dominguez, ha explicado este viernes que el grupo Compromís y su portavoz en el Ayuntamiento, Joan Ribó, "están encantados" con que en Barcelona se celebre un Gran Premio de Fórmula Uno y ha reprochado el ataque a la imagen de la ciudad.

En un comunicado, Domínguez ha insistido en que la única "obsesión" de Compromís es "hacer todo lo posible por perjudicar a la imagen de Valencia", en respuesta a las afirmaciones de la formación política de izquierdas que insistían en que dos años después de la celebración del último GP de Formula 1, el Ayuntamiento de Valencia "todavía tiene facturas del evento en los cajones".

En este sentido, ha lamentado que Ribó aproveche el pago por un procedimiento legal de una "sencilla" factura de una guía turística editada con motivo de la Formula Uno para "intentar denostar un acontecimiento internacional que permitió a Valencia una proyección mundial, de la cual hoy se recogen todavía beneficios para la ciudad como es la llegada de miles de turistas que conocieron Valencia gracias a la America's Cup y la Formula Uno".

"El catalanismo del señor Ribó y de su partido Compromís es manifiesto, porque ellos no lo esconden. No criticaban a Carod-Rovira cuando presidía el circuito de Montmeló y renovó contrato para celebrar mas grandes premios de F1, pero con Valencia todo es diferente. A esta ciudad y a esta tierra sólo quieren denostarla para tratar de sacar algún rédito político", ha sostenido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.