Agentes de la Policía Local de Vigo adscritos al Grupo Operativo de Apoyo (GOA), han detenido a un joven de 28 años que amenazó y agredió con un palo a una mujer en plena calle, en presencia de un menor, y al que le constaba una orden de alejamiento de ella y otra de detención.

Tal y como ha trasladado a Europa Press la Policía Local, a las 11,00 horas de este viernes recibieron el aviso de varios ciudadanos indicando que en la calle Canadelo Alto un hombre estaba agrediendo a una mujer en presencia de un menor.

Una patrulla se desplazó hasta el lugar, donde varios ciudadanos llamaron la atención de los agentes y les indicaron que los implicados en la reyerta se habían trasladado a una vivienda de la zona, por lo que acudieron al apartamento.

Una vez allí, llamaron a la puerta y se identificaron como policías. A pesar de que se escuchaban llantos de bebé y a una mujer pidiendo auxilio, nadie abría la puerta, por lo que los efectivos entraron en el piso a la fuerza.

En el interior de la casa, que estaba revuelta, había un hombre y una mujer, que llevaba un niño pequeño en brazos. Al ver a los policías, el varón le arrebató el bebé a la mujer y la empujó a un patio exterior de la vivienda, tras lo que salió él con el niño e intentó cerrar la puerta, pero un agente se interpuso e impidió que se encerrase en el patio.

Tras dialogar con el hombre, los efectivos policiales consiguieron que el hombre les entregase al niño, aunque en todo momento mantuvo una actitud "muy agresiva". En ese instante, la mujer, que sangraba por un corte en el tabique nasal y tenía la ropa ensangrentada indicó que el hombre la había agredido.

Por todo ello, la policía procedió a detener al varón, E.A.A., de 28 años y sin domicilio conocido, al que le constaba también una orden de alejamiento de la mujer y otra de detención. Además, los agentes llamaron a una unidad asistencial, que trasladó a la mujer y al bebé a un centro hospitalario.

TESTIGOS

Varios testigos indicaron a los agentes que los malos tratos del hombre hacia la mujer habían dado comienzo en la vía pública, cuando vieron cómo la agredía con un palo en repetidas ocasiones en presencia de un niño.

Así, los ciudadanos explicaron que, cuando intentaron mediar en la pelea, el hombre cogió en brazos al bebé y les amenazaba con cortarles con un cuchillo si se acercaban.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.