Ecologistas en Acción ha informado de que recurrirá la orden de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en la que se modifica la autorización ambiental de la Central Térmica de Compostilla, propiedad de Endesa y ubicada en Cubillos del Sil (León), que permite la supresión de cuatro de las ocho estaciones de control del aire.

Concretamente, las instalaciones que desaparecerán son las de Cueto, Sancedo, San Miguel de las Dueñas y Villaverde.

Según el grupo ecologista, lo "más grave" es que la estación de Villaverde sea sustituida por la estación de Ponferrada,actualmente gestionada por la Junta Castilla y León. "La calidad del aire en el Bierzo, pasa a estar controlada por Endesa, dado que la única estación de titularidad pública que existirá en la comarca será la de Ponferrada", ha agregado.

En este sentido, Ecologistas en Acción ha censurado que "la contaminación atmosférica pase a estar en manos de la empresa más contaminante del Bierzo", algo que ha considerado como "impresentable".

"La Junta no puede, salvo grosera vulneración de la Ley de Calidad del Aire y de su Reglamento, declinar sus competencias en esta materia, ya que está obligada a evaluar regularmente la calidad del aire", ha manifestado este colectivo en un comunicado.

Por otra parte, los ecologistas creen que "no cabe justificación" para reducir la red industrial de estaciones de Compostilla en el Bierzo porque la comarca está "muy castigada por la contaminación atmosférica debida, principalmente, a las emisiones de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas que genera la central térmica".

Consulta aquí más noticias de León.