Tres varones han sido detenidos en las localidades guipuzcoanas de Idiazabal y Ordizia, acusados de robar varias grúas metálicas para venderlas después como chatarra. El valor total de lo sustraído ascendería, aproximadamente, a 85.000 euros.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, durante la mañana del pasado miércoles una patrulla de la Ertzaintza recibió un aviso para dirigirse al barrio Mendigorria, en Idiazabal, ya que al parecer se estaba produciendo una sustracción de material en un terreno.

La persona que había avisado era el propietario de la finca, quien explicó a los agentes que había sorprendido a varias personas sustrayendo unas grúas metálicas guardadas en el lugar. Dos de los ladrones habían huido al ser sorprendidos y en el lugar permanecían otras dos personas más.

Los ertzainas comprobaron que en el terreno había varias grúas metálicas en proceso de ser cargadas en un camión, alguna de ellas ya desmontada. Al parecer, habían realizado ya varios viajes más en días anteriores llevándose las piezas metálicas hasta una empresa de fundición.

En total, se habían llevado del lugar unas 24 toneladas de material, por un valor como chatarra superior a los cuatro mil euros. Asimismo, entre lo sustraído figuraban dos motores valorados en total en unos 80.000 euros.

Los agentes procedieron a detener a uno de los dos individuos y a identificar al otro, el conductor del camión, quien supuestamente había sido contratado por los delincuentes para transportar la carga sin ser partícipe de los hechos. El jueves los otros dos ladrones huidos fueron localizados y detenidos por la Ertzaintza en Ordizia.

Los tres arrestados, todos ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Tolosa, mientras continúan las investigaciones para determinar la posible participación de más personas en los hechos.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.