La Guardia Civil de Zamora ha detenido a un hombre después de que fuera dado de alta en el hospital por el accidente que sufría cuando trataba de huir de los agentes que pretendían arrestarle por delitos de hurto, resistencia y desobediencia a la autoridad, según datos de la Benemérita, recogidos por Europa Press.

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado 6 de julio cuando una patrulla detuvo a una persona que circulaba por la carretera ZA-610 y cometía alguna irregularidad en la conducción, pues circulaba en forma de zigzag e invadía el carril del sentido contrario a la circulación.

Al percatarse de la presencia de la patrulla de la Guardia Civil, el conductor huyó del lugar a gran velocidad, sin hacer caso a las indicaciones que se le hicieron.

La Guardia Civil, ante el riesgo existente para los demás usuarios de la vía, estableció un dispositivo de localización con varias unidades para identificar al conductor e interceptar el vehículo.

Minutos después, el vehículo que conducía el individuo fue localizado fuera de la vía, en el término municipal de Venialbo, donde había sufrido un accidente de circulación. El conductor, que salió despedido del coche, sufrió heridas de gravedad, por lo que una vez auxiliado por la patrulla de servicio fue trasladado por los servicios sanitarios al Hospital Virgen de la Concha de Zamora.

Los agentes se procedió a la comprobación e identificación de la persona y del vehículo que conducía, que, según averiguaron, había sido sustraído esa misma noche en una localidad cercana a Toro (Zamora).

Esta mañana se ha procedido a la detención del conductor, una vez fue dado de alta en el hospital. Se le imputan los tres delitos mencionados, sin descartar que durante la instrucción del procedimiento se le añada el de conducir bajo los efectos del alcohol.

Consulta aquí más noticias de Zamora.