La delegada territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía en Córdoba, Marisantos Córdoba, ha afirmado este viernes que el Ayuntamiento de Córdoba "ha renunciado a toda prisa al Centro de Recepción de Visitantes (CRV) para intentar tapar lo que ha sido un proceso de licitación viciado y absolutamente desastroso".

Tanto es así, según ha explicado la delegada en un comunicado, que dicho proceso de licitación, "en el concepto, desvirtuaba por completo el carácter público, turístico y cultural del edificio y, en lo administrativo, hacía aguas por todos lados".

De hecho, según ha subrayado Córdoba, "el pliego contravenía lo establecido en el convenio de 2006, porque suponía convertir un equipamiento ciudadano en un espacio privatizado consagrado a la hostelería, sin ninguna singularidad, que haría competencia desleal en el sector".

En consecuencia, "el Ayuntamiento ha eludido su responsabilidad con el Centro, envolviendo su espantada en fuegos artificiales, para evitar las seguras denuncias por las posibles irregularidades del proceso en caso de haberse adjudicado".

Es más, "todo lo que ha hecho el Ayuntamiento desde que anunció su renuncia al Centro ha sido intentar culpar a la Junta de Andalucía de no poder adjudicar la explotación" del mismo, "pero si creen que todo está en orden, ¿por qué no lo adjudican?. Obviamente porque saben que el proceso está totalmente viciado".

En este sentido, ha asegurado que "el Gobierno andaluz jamás ha impedido al Ayuntamiento adjudicar servicios en el Centro, ni abrirlo, ni gestionarlo. Solo hemos advertido de que si incumplía el convenio lo denunciaríamos, porque no podemos permitir que un edificio construido con 6,7 millones de dinero de todos los andaluces se convierta en un mega-bar sin ninguna singularidad y para beneficio de privados".

"absolutamente insólito"

Junto a ello, Córdoba ha calificado como, "absolutamente insólito que un ayuntamiento abandone la gestión e incluso la titularidad de un edificio del máximo valor patrimonial. No he visto nada igual nunca. Es increíble", quedando claro que "la incapacidad del Ayuntamiento para gestionar servicios públicos lo lleva incluso a renunciar a que Córdoba posea un edificio fantástico, reconocido con el Premio Europa Nostra por su calidad".

Para Córdoba también resulta "llamativo que el Ayuntamiento, que ha mantenido 18 meses cerrado el Centro tras la entrega del mismo por parte de la Junta, renuncie ahora a toda prisa al mismo, sin esperar ni una semana a que la Consejería valore su propuesta de convenio y haga sus aportaciones".

Por otro lado, Córdoba ha aclarado que el hecho de que "una administración le entregue a otra un bien de su titularidad es algo administrativa y jurídicamente complejo", añadiendo que "las muestras de falta de rigor e insolvencia del Gobierno local a lo largo de todo el proceso invitan a la máxima cautela" a la hora de valorar sus actos.

La delegada de Fomento también ha criticado que "han aprobado la renuncia sin esperar a que les respondiéramos, dándole la forma de un allanamiento en un procedimiento administrativo que ni siquiera existe, porque la Consejería jamás llegó a denunciar el convenio, ni a recurrir el pliego".

En cualquier caso, Córdoba ha anunciado que, ante el "insólito abandono" del Ayuntamiento, el Gobierno andaluz "garantiza la apertura del edificio", razón por la que "trabajará para acelerar el cambio de titularidad del mismo, "con todas las garantías jurídicas".

En consecuencia, la Junta ofrece al Ayuntamiento "diálogo para que su renuncia al Centro y el cambio de titularidad del mismo se produzca con todas las garantías, con una fórmula ágil y lo más rápida posible, para que los ciudadanos de Córdoba no paguen el abandono del Gobierno local con nuevos retrasos, que se sumen a los 18 meses que el Ayuntamiento lleva ya con el edificio cerrado".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.