El Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS) del Cabildo de Tenerife ha comenzado a impartir en tres de sus centros (Residencia de Mayores de Ofra, y los centros sociosanitarios Los Dolores y Febles Campos), una Intervención Asistida con Perros con el objetivo de mantener el funcionamiento cognitivo, físico y sensorial de los usuarios, lo que les ayudará a conservar, entre otras, sus capacidades funcionales.

Los responsables de impartir estas terapias con perros específicamente entrenados a los mayores son profesionales del grupo Nahai (trabajador social y psicólogo).

Así, potencian la mejora del bienestar personal y la autonomía de aquellos que son vulnerables, fomentan la interacción social, evitan el aislamiento y crean un clima de confianza en el grupo en el que se relacionan normalmente.

La Intervención Asistida con Perros tiene su campo de actuación en dos vertientes: terapia asistida y apoyo educativo. Así, la terapia asistida por perros busca la estimulación física, social y cognitiva, mientras que el apoyo educativo asistido con perros persigue mejorar el funcionamiento físico, social, educacional y emocional.

Los programas que se desarrollan en la Residencia de Mayores de Ofra, y en los centros sociosanitarios Los Dolores y Febles Campos en base a estas terapias asistidas por perros son, básicamente, de estimulación para personas con deterioro cognitivo o demencia, de ocio y tiempo libre, específicos para personas con trastornos de conducta, y de mantenimiento psicofísico para los usuarios dependientes.

La intervención asistida con animales proporciona interacciones positivas entre un ser humano y un animal, e incorpora el talento y las características de un animal de terapia en un entorno terapéutico para facilitar la recuperación de la persona que busca ayuda terapéutica tanto física como mental o emocional. Bajo la supervisión de un profesional, el animal contribuye al proceso de recuperación de la persona.