La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha adjudicado un nuevo proyecto para el entubado de acequias de la zona regable del Bajo Guadalquivir por importe de 2,81 millones de euros. Se trata del sector VII y, en concreto, de la acequia denominada A-VII-8, localizada íntegramente en el término municipal de Los Palacios y Villafranca (Sevilla).

En un comunicado, se ha explicado que las obras consistirán en la construcción de una acequia enterrada —la actual transcurre en superficie— de más de nueve kilómetros de longitud para poder atender las demandas de los regantes con un aprovechamiento óptimo del agua y con el mínimo coste de explotación. Para ello, se ha diseñado la actuación sin que exista necesidad de bombeos, por lo que se instalarán válvulas no motorizadas, "fácilmente" manejables y que contarán con un mantenimiento sencillo.

Asimismo, la obra está incluida dentro del proyecto de modernización de la zona regable del Bajo Guadalquivir, que pretende conseguir un riego "más eficiente" de los cultivos mediante la sustitución de las actuales acequias en superficie por conducciones enterradas, con el fin de que los agricultores puedan regar a la demanda sin que existan sobrantes que deban ser vertidos a cauces o a desagües habilitados.

La dotación de riego para cada parcela se ha determinado adoptando como criterio general una demanda de 1,2 litros segundo por hectárea, caudal que se considera necesario para garantizar el suministro de forma simultánea en cada una de las tomas y que se estima suficiente para asegurar las necesidades de riego actuales y futuras de cada parcela.

El Plan Hidrológico del Guadalquivir, actualmente en revisión, demuestra que es en las acequias y en los elementos de transporte de segundo orden existentes donde se produce la mayor parte de las pérdidas por filtración y evaporación.

Por este motivo, este proyecto pretende mejorar la eficiencia de las redes de distribución de toda la zona regable del Bajo Guadalquivir con el objetivo de "obtener el máximo rendimiento de las producciones y ahorrar en la utilización del recurso", tal y como establece el Plan Hidrológico de la Demarcación del Guadalquivir.

Esta actuación, que se financiará al 80 por ciento por el Organismo de Cuenca, a través de los fondos Feder, y el 20 por ciento por los beneficiarios, se encuadra en los acuerdos suscritos entre la CHG y las comunidades de regantes, que han permitido licitar más de diez millones de euros a lo largo del pasado año.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.