El portavoz de Sanidad del PP en el Senado y coordinador de Política Sanitaria del PP andaluz, Jesús Aguirre, ha afirmado este viernes que "la universalidad de la sanidad pública en España y Andalucía está garantizada por el Gobierno de la Nación", que preside el popular Mariano Rajoy.

Aguirre ha reaccionado así, a través de un comunicado, tras conocer "las desafortunadas palabras" de la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, "en las que manipula a la opinión pública creando alarmismo social sobre la atención sanitaria en nuestra tierra, con el único objetivo de confrontar con el Gobierno de España del PP, con fines electoralistas y partidistas".

En este sentido, el senador cordobés ha destacado "la defensa a ultranza" que ha hecho "el Gobierno de Mariano Rajoy de la sanidad pública", pues, "con las medidas que ha impulsado, ha garantizado la sostenibilidad del sistema público de salud nacional y andaluz, con herramientas como el Fondo de Liquidez Autonómica y el Plan de Pago a Proveedores", teniendo en cuenta que "encontró a la sanidad andaluza en quiebra técnica y con una deuda ingente".

Por eso, Aguirre ha pedido a la consejera "que no engañe a los ciudadanos con la universalidad de la sanidad española", y ha aludido a un reciente informe de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, "que dice que ninguna persona inmigrante legal o ilegal ha dejado de ser atendida en ninguna comunidad autónoma, garantizando así la universalidad del sistema sanitario español".

De hecho, "gracias al Real Decreto del Ministerio de Sanidad 16/2012 y según un informe del Tribunal de Cuentas, se han conseguido recuperar 750 millones de euros anuales a extranjeros a los cuales no se les aplicaba el cargo de las facturas sanitarias en su país de origen, ya que al anterior Gobierno socialista de Zapatero se le olvidó transcribir la directiva europea de cobro a terceros".

Además, "en cohesión y equidad interterritorial, la Consejería de Salud de la Junta debería tomar nota para que Andalucía deje de ser la comunidad autónoma que menos invierte en sanidad, con 900 euros por habitante y año, cuando la medida de España está en 1.250 euros por habitante y año".

Igualmente, la consejera "debe tomar nota para que no seamos los últimos en inversión en nuestros dependientes, a los que la Junta solo aporta un 35% del total económico cuando el resto de CCAA aportan más del 50%", y también sería preciso "que se se preocupe la consejera del agravio comparativo que sufren los profesionales sanitaros de Andalucía con el resto de CCAA, ya que somos la comunidad donde más puestos de trabajo sanitarios se han perdido, más de 10.000 puestos de trabajo del SAS en los dos últimos años en toda Andalucía y 980 en Córdoba".

A ello hay que sumar, según ha señalado Aguirre, "que los profesionales del SAS son los que menos cobran y que junto a los de Cataluña son los únicos que no han cobrado la paga extra de Navidad y de junio", siendo también Andalucía "donde los profesionales del SAS tienen contratos precarios al 50 y 75% de la jornada, donde han cercenado a muchos de los profesionales en el llamado Plan de Verano de la Consejería de Salud".

Por todo ello, desde el PP se exige a la Consejería de Salud "cohesión interterritorial y que no seamos los últimos de la fila. Que apueste de una vez por la sanidad, por los dependientes andaluces y por los trabajadores y profesionales, y deje a un lado el enchufismo y la administración paralela; ya basta de confrontar y atacar a quien le está sacando las castañas del fuego".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.