Agentes del Grupo de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a dos personas acusadas de distribuir sustancias estupefacientes en Gijón, a las que se les ha intervenido un total de 42 kilogramos de hachís, así como dinero fraccionado de curso legal y anotaciones contables referentes a las ventas de droga efectuadas, según una nota de prensa de la Comisaría de Gijón. La jueza ha dictado prisión para ambos a la espera de juicio.

Los arrestos se han producido en la noche del pasado día 16, en el marco de la denominada 'Operación Sol'. Los detenidos, que cuentan con antecedentes por delitos similares, regentan dos establecimientos de ocio, uno en el barrio de la Calzada y otro, de los denominados 'After Hours', en la avenida de Pablo Iglesias, local respecto del que se venían recibiendo constantes quejas vecinales en las dependencias de la Comisaría gijonesa.

La Policía sospecha que en ambos se distribuía al menudeo parte del hachís incautado, mientras que constató que el cabecilla centralizaba las ventas al por mayor de la sustancia estupefaciente en las inmediaciones del local que regenta.

Asimismo, los agentes establecieron un dispositivo policial para el desmantelamiento de la red de drogas, para lo que, entre otras cosas, se efectuó un registro domiciliario, lugar dónde se almacenaba gran parte de la sustancia estupefaciente incautada.

Por otro lado, la Policía Nacional ha colaborado en las labores de búsqueda de un menor de seis años que se perdió de sus padres en el centro comercial de San Agustín. El niño fue localizado 25 minutos más tarde en la la planta -2 del parking en perfectas condiciones.

Consulta aquí más noticias de Asturias.