El dispositivo del Plan Infoca ha realizado desde el inicio de esta campaña, el pasado 1 de junio, un total de 426 intervenciones en incendios forestales, de las que 324 (76,06%) fueron conatos, según ha informado la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, durante una visita al Centro de Defensa Forestal (Cedefo) de Adamuz (Córdoba).

Serrano, quien ha detallado que la superficie afectada por estos siniestros ha sido de 5.436 hectáreas, de las cuales 4.996 son de matorral y 440 de terreno arbolado, ha recordado, además, que durante los meses de peligro bajo y medio se han realizado tareas preventivas en un total de 16.700 kilómetros lineales de cortafuegos, trabajos selvícolas en 7.674 hectáreas y el acondicionamiento de 903 kilómetros de caminos.

Tras destacar el papel que juegan las labores de prevención para evitar la proliferación de incendios en verano, Serrano ha reconocido el esfuerzo y el compromiso de los trabajadores del Plan Infoca en la defensa del patrimonio natural andaluz, así como el alto nivel y profesionalización de este colectivo cuyo trabajo contribuye de forma determinante a la reducción de la superficie afectada por el fuego.

A ello hay que sumar las campañas de sensibilización que se realizan para prevenir estos incendios forestales, entre las que destaca la de las visitas de escolares a los Cedefo, una iniciativa que este año ha contado con una participación de alrededor de 7.000 alumnos de 140 centros educativos andaluces.

Colaboración ciudadana

En opinión de la consejera, "la colaboración ciudadana es de vital importancia en el inicio de la campaña de extinción de incendios, cuyo dispositivo cuenta este año con un presupuesto de 177,9 millones de euros, de los que 100,8 se destinan a prevención y 77,1 a tareas de extinción".

Asimismo, Serrano ha alertado del aumento generalizado de temperaturas que sufre en estos momentos Andalucía, que puede favorecer la severidad de un posible incendio forestal. Por ello, según ha dicho, "pedimos a los ciudadanos que mantengan una actitud responsable en el monte, no arrojando basuras ni colillas y respetando en todo momento las prohibiciones establecidas de no hacer fuego".

Ha añadido la consejera que, ante cualquier atisbo de fuego, "es muy importante que se avise a los servicios de emergencias a través del teléfono 112, ya que la alerta temprana y la intervención inmediata son fundamentales para el control y la detección de un fuego".

En el transcurso de la visita, la responsable de Medio Ambiente ha informado que los 23 Cedefos existentes en Andalucía tienen entre otras funciones las de controlar y supervisar las tareas de vigilancia, detección y extinción de incendios forestales, así como servir de apoyo a otras unidades cuando sea requerido para ello. También sirven de alojamiento o permanencia para el personal técnico del dispositivo, así como centros de formación, catalogación y registro.

El Cedefo de Adamuz, operativo desde 2006, se ubica en la comarca conocida como Sierra Morena Oriental, en la que se localizan el parque natural de Cárdena-Montoro y parte del parque Sierra de Andujar. Su zona de influencia incluye también a las Sierras Subbéticas.

Este centro dispone de un helicóptero de transporte y extinción, tres vehículos de extinción pesados y cuatro ligeros. Respecto a los medios humanos, en él trabajan 17 grupos de especialistas (102) y otros seis de apoyo (18), además de personal administrativo y de servicio. El Cedefo, construido sobre una parcela de 31.600 metros cuadrados, cuenta con un edificio central, dos viviendas, garaje, helibase e instalaciones auxiliares de apoyo. Además de este Cedefo, en la provincia de Córdoba hay otros dos ubicados en las localidades de Carcabuey y Villaviciosa de Córdoba.

Dispositivo de extinción

Por último, la consejera ha subrayado que para la presente campaña de extinción, que comenzó el pasado 1 de junio y finalizará el próximo 15 de octubre, coincidiendo con la época de peligro alto de incendios forestales, el dispositivo del Plan Infoca mantiene los mismos medios y recursos respecto a años anteriores.

Este año cuenta con más de 4.500 profesionales (incluyendo al personal procedente de la Administración y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua), y a ellos se suman 38 aeronaves, y más de un centenar de vehículos autobomba y nodriza (117) junto a nueve vehículos especiales, un total de 23 Centros de Defensa Forestal (Cedefo), bases brigadas especializadas -tres bases Brica-, Centros Operativos -uno regional y ocho provinciales-, siete pistas de aterrizaje y la red de vigilancia del dispositivo, que se completa con la red de puntos de toma de agua. A estos medios hay que añadir a partir de este sábado el 'Avión Sierra 3', que realizará misiones de vigilancia, observación y toma de imágenes.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.