La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos en Andalucía (UPTA-A) ha mostrado su apoyo a las protestas del colectivo de peluqueros, que han solicitado tributar de nuevo a un tipo de IVA reducido.

Así, se ha unido a las acciones que organizan la Federación Española de Imagen Personal Peluquería y Belleza, junto a la Asociación de Autónomos Peluqueros y Esteticistas de Jaén (APES) —integrada en UPTA-A—, y en coordinación con las diferentes asociaciones provinciales de toda España.

Según ha recordado UPTA-A en una nota de prensa, en el mes de julio de 2012 el Gobierno aprobó una medida en relación al IVA que consistía en aplicar a las peluquerías el IVA general y no el reducido, como venía siendo desde el año 2000. De esta forma, el servicio ha pasado de un IVA del ocho por ciento al 21 por ciento, provocando una subida de un 162,5 por ciento.

Para UPTA-A, esta subida ha provocado en muchos casos que estos negocios se hayan visto obligados a prescindir de personal e incluso al cierre de establecimientos, lo que ha provocado una "proliferación en el desarrollo de la actividad en economía sumergida".

Según las cifras con la que cuenta la APES, en 2013 se han cerrado alrededor de 8.000 empresas y se han destruido cerca de 20.000 empleos. Entretanto, APES ha visto cómo esta medida "no ha conseguido el objetivo de más recaudación por el IVA en el sector", y sí ha conseguido "acabar con un sector con capacidad de generar empleo en un 90 por ciento femenino". Según la asociación, la situación es "dramática para la dignidad de los que vivimos de esta profesión y necesitamos urgentemente que se cambie esta medida".

Finalmente, UPTA-A ha afirmado que la vuelta al IVA reducido del diez por ciento sería un "bálsamo para el sector" y permitiría el "mantenimiento y rentabilidad de las empresas, la creación de empleo y un beneficio para los clientes, y la mejora del consumo tan necesaria".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.