El secretario general del SAT, Diego Cañamero, ha asegurado este viernes que el cerca de centenar de jornaleros y miembros del sindicato que han entrado en la finca de Las Turquillas, en Osuna, van a "resistir" el mayor tiempo posible en protesta por "el mal uso" que se le da a la finca.

En declaraciones a los periodistas, Cañamero ha señalado que se trata de una finca de secano en la que "se cultivan mil kilogramos por hectárea" lo que ha considerado "una ridiculez". "Una hectárea como mínimo en secano se cultiva 3.000 ó 4.000 kilos", ha calculado.

El secretario general del SAT ha apuntado que la finca tiene 1.200 hectáreas, "la inmensa mayoría de baldío, dado que el Ejército sólo utiliza 20 hectáreas para la Yeguada".

Tras las ocupaciones del sindicato "en los últimos diez años", el Gobierno de la Nación accedió a ceder "aproximadamente 300 hectáreas" al Ayuntamiento de Osuna. De estas, ha afirmado Cañamero, "80 las ha puesto en funcionamiento" porque el resto corresponde a las lagunas que "no son utilizables". Esta cesión de terrenos, ha añadido, está dando "mucha mano de obra" e, incluso, más que las restantes. "Esto es una prueba de que en manos de interés social pueden generar mucha más riqueza", ha asegurado.

En este sentido, ha manifestado que el sindicato no quiere que deje de funcionar la Yeguada, lo que ha planteado es que "el resto" del terreno pase "a manos de cooperativas y ayuntamientos" de la comarca para distintos proyectos.

"El Estado no pierde absolutamente nada porque no las vamos a vender ni las vamos a esquilmar, sólo queremos ponerlas en producción y así ayudar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y hacerle un favor para acabar con los seis millones de parados", ha dicho.

Por último, ha advertido al Gobierno de que mediante la imposición de multas al sindicato "no va a acabar con esta lucha" porque, a su parecer, "la justicia y la dignidad no tiene precio".

AVENDA, TRIGO, GIRASOL,

Heno y paja

Por su parte, el Gobierno central ha detallado que la finca cuenta con una superficie aproximada de 1.124 hectáreas, de las que 730 hectáreas están dedicadas a explotación agrícola de secano, 65 a praderas para la cría de ganado en libertad, 179 de lagunas —de las que 80 están cedidas al Ayuntamiento de Osuna por convenio—, 180 de monte y terreno improductivo y 52 dedicadas a edificios de mando, cuadras, almacenes, caminos y cañadas.

Según la información facilitada a Europa Press, la producción obtenida en la campaña agrícola 2012-2013 se divide en 726.200 kilogramos de avena, 630.150 kilos de trigo, 167.800 kilos de girasol, 1.092.590 de paja y 937.990 kilos de heno.

Además, el Centro de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas en Las Turquillas ha recuperado la raza asnal autóctona andaluza, considerada durante mucho tiempo en peligro de extinción.

Respecto a la explotación agrícola, la dirección, organización y desarrollo de las actividades que se llevan a cabo en las explotaciones agrícolas de los Centros militares de Cría Caballar, corresponde a la Unidad de Gestión de Explotaciones Agrícolas.

Para ello, anualmente se redacta un Plan de Cultivos, en el que se plasman los cultivos que se van a desarrollar en cada explotación agrícola y se detallan los productos y trabajos agrícolas necesarios para conseguir los objetivos de producción.

"El principal objetivo de las explotaciones agrícolas es la obtención de los productos para la alimentación del ganado de los centros. Si bien, también se obtiene financiación para las unidades mediante la generación de crédito de los ingresos procedentes de la enajenación de los productos agrícolas excedentarios", subraya.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.