El Consell de Govern ha aprobado este miércoles la firma de tres protocolos con los jueces decanos de los juzgados de Ciutadella, Maó e Inca para establecer mecanismos de coordinación entre las administraciones implicadas y facilitar el acceso de la población a la mediación familiar, según han informado fuentes del Ejecutivo autonómico.

El objetivo final de los protocolos es que las familias que ya están inmersas o a punto de iniciar un proceso judicial tengan prioridad a la hora de acceder a la mediación familiar, de manera que puedan solucionar sus problemas o diferencias tan amistosamente como sea posible y preservar de este modo el interés de los menores.

Las cuestiones que se pueden someter a la mediación familiar se han de referir a materias de derecho civil de la familias susceptibles de ser planteadas judicialmente, como medidas personales y patrimoniales derivadas de la separación, el divorcio o la nulidad; los conflictos relativos a la obligación de alimentos entre parientes y los relativos a la atención de personas en situación de dependencia, así como las cuestiones relativas al ejercicio de la patria potestad y la custodia y el régimen de visita de los hijos, entre otras.

Desde el Govern han recordado que la Conselleria de Familia y Servicios Sociales ofrece desde el pasado mes de enero el servicio de mediación familiar gratuito en todas las islas. De este modo, a través de la Dirección General de Familia y Menores, se gestiona en cada partido judicial de Baleares una lista con las personas mediadoras que han solicitado formar parte y que cumplen los requisitos establecidos.

Por su parte, el Consell General del Poder Judicial ha establecido el protocolo para la implantación de la mediación familiar intrajudicial en los juzgados y tribunales que conocen de procesos de familia. Este texto recomienda establecer convenios de colaboración entre los diferentes decanatos y los equipos de mediación de las comunidades autónomas que hayan contratado a los mediadores.

De esta manera, el protocolo que se firmará con los tres jueces decanos de Ciutadella, Maó e Inca pretende establecer las directrices, los compromisos de las partes, las materias objeto de mediación y los criterios de derivación de modo que se facilite a la población que lo necesite el servicio gratuito de mediación no familiar del Govern.