El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado que el Gobierno vasco va a ser "solidario" con las diputaciones y participará en el pago de la multa por las denominadas 'vacaciones fiscales' con la intención de contribuir a "una solución satisfactoria para todas las instituciones".

Urkullu ha realizado estas afirmaciones en el acto de 125 aniversario de Irizar e inauguración de sus nuevas instalaciones de Ormaiztegi (Gipuzkoa), donde no ha cifrado en porcentaje que asumirá el Ejecutivo autonómico de la multa, asunto que se abordará en la reunión del Consejo Vasco de Finanzas del próximo miércoles.

El lehendakari ha apuntado que la sanción se ha dirigido a las diputaciones forales, pero ha remarcado que el Gobierno vasco "participó de aquellos incentivos, en sus ideas y resultados, y va a participar de la solución". De este modo, ha asegurado que el Ejecutivo autonómico va a ser "solidario".

A su juicio, las vacaciones fiscales fueron "una iniciativa necesaria en un tiempo de necesidad" y ha insistido en que su Gobierno va a estar "a la altura y a contribuir a una solución satisfactoria para todas las instituciones". "Queremos anteponer los intereses generales que nos demandan concertación y acuerdo", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.