Agentes de la Policía Nacional han detenido a los responsables de una empresa de recogida y recuperación de residuos metálicos por la presunta explotación laboral de inmigrantes en situación irregular en España.

La investigación sobre estos hechos se inició el pasado mes de junio, al tenerse conocimiento que en una chatarrería de la pedanía murciana de Puente Tocinos se podría estar abusando laboralmente de inmigrantes ilegales.

Las gestiones practicadas permitieron a los agentes comprobar cómo varios ciudadanos extranjeros en situación irregular trabajaban para la chatarrería utilizando carros que cargaban de residuos metálicos recogidos en la vía pública.

En la inspección del establecimiento se pudo comprobar que se encontraban ocho de estos carros que se utilizaban para recorrer las calles buscando cualquier elemento que pudiera ser vendido como chatarra.

Todos los inmigrantes que realizaban este trabajo estaban en situación ilegal, carecían de contrato laboral y eran explotados, aprovechando su situación de precariedad y necesidad para imponerles condiciones laborales abusivas.

Por este motivo, entre los días 9, 10 y 11 de julio fueron detenidas tres personas; un hombre y una mujer, de 31 y 45 años de edad y nacionalidad española como responsables de la chatarrería; y un ciudadano de Malí, trabajador en situación irregular.

A los responsables de la chatarrería se les imputa un delito contra los derechos de los trabajadores y favorecimiento de la inmigración ilegal.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Murcia y la Inspección de Trabajo de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.