La Junta ha devuelto ya a la central nuclear de Trillo el dinero del impuesto termonuclear que se aprobó en la época en la que José Bono era presidente de Castilla-La Mancha y que fue recurrido por la planta ante la justicia, considerando así el Tribunal Supremo que la Administración regional no tenía competencias para cobrar.

Así lo ha confirmado en rueda de prensa el director de la planta, Aquilino Rodríguez, durante la comparecencia celebrada ante los medios para informar sobre el funcionamiento de la central durante el segundo semestre del año.

Tal y como ha señalado Rodríguez, la cantidad que ha recibido la central "es significativa", aunque no ha querido cuantificarla. Lo que sí ha matizado posteriormente es que se ha abonado en un plazo de unos 10 meses, que ha concluido ahora.

Se trata de un impuesto medioambiental que surgió en el año 2000 y que fue retirado posteriormente. En ese tiempo ha ido acumulando una cifra significativa de intereses que ahora también se han devuelto. Quien recupera este dinero son las empresas eléctricas propietarias de la central, que ahora podrán dar al dinero el destino que consideren.