El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, ha señalado que el gobierno de Ourense, que dirige el socialista Agustín Fernández, tendrá que "tomar nota" del fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que anula 41 puestos de libre designación y "actuar en consecuencia".

Tras la firma de un convenio para impulsar la candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio de la Humanidad, Baltar ha rechazado hacer "crítica política" sobre esta cuestión y se ha reafirmado en su postura de respeto a las actuaciones judiciales afecten o no a personas "próximas" a él en militancia.

Igualmente, ha insistido en la importancia de la presunción de inocencia "en un mundo en el que parece más valor la presunción de culpabilidad".

Sobre si ve similitudes en este caso con el juicio en el que se vio envuelto su padre y expresidente de la institución provincial, José Luis Baltar, ha apelado a ajustarse a los "tiempos" que marquen los órganos judiciales y ha reiterado que él no realiza "crítica política" de cuestiones de este tipo con independencia de a quién afecten.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.