El portavoz del grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Martín, ha opinado que recuperar el derecho de superficie otorgado a Remar en Rosales del Canal es la solución "menos mala".

En una rueda de prensa, Juan Martín ha explicado que en el Consejo de Gerencia de Urbanismo se ha dado cuenta del acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de Zaragoza, los grupos municipales, la Asociación de Vecinos de Rosales del Canal y Remar.

En concreto, el acuerdo, al que se llegó el pasado mes de junio, desbloqueaba el conflicto por la construcción de un centro sociolaboral en este barrio de Rosales del Canal, espacio que será destinado a usos públicos ciudadanos después de que Remar abandone su proyecto en esta zona de la ciudad.

El pacto alcanzado permitirá al Consistorio trabajar en una propuesta que posibilite que el edificio en construcción pase a ser propiedad municipal, abonando a Remar los gastos ocasionados.

En la sesión se ha asumido la propuesta de Remar de abandonar su proyecto en Rosales del Canal y recuperar la inversión que se ha realizado hasta el momento.

Este acuerdo, que ha desgranado Martín, contempla estudiar la posibilidad de volver a recuperar el derecho de superficie que se otorgó indemnizando a Remar, a través de Ecociudad Valdespartera, "que se quedará con el préstamo que iremos pagando desde la propia Ecociudad".

Del edificio que iba a ser utilizado por Remar, los 3.500 metros cuadrados de sótanos se usarán de almacenes municipales, lo que hará que se eliminen contratos de alquiler que existen en la actualidad con particulares para dicho uso.

Además, en las plantas altas del edificio se abrirá un centro cívico, no obstante, "no se podrá acometer la inversión hasta dentro de dos o tres años".

"Es la menos mala de las soluciones, la mejor hubiese sido que no hubiésemos tenido nunca esta polémica, pero nos ha parecido que la mejor manera para solucionarlo es en esta dirección", ha subrayado Juan Martín.

Además, ha justificado que el edificio vaya a albergar un centro cívico, dado que Remar lo iba a emplear para usos sociales y los informes municipales indican que cumple los requisitos para que así sea.

AVERLY

El portavoz del grupo municipal de CHA ha explicado que este viernes también se han tratado, en el Consejo de Gerencia de Urbanismo, dos expedientes diferentes sobre las instalaciones Averly en la ciudad: "Uno relacionado con la licencia de derribo y otro con el plan especial para edificar viviendas".

En el caso de la licencia de derribo se ha decidido, con los grupos municipales de PSOE, CHA, IU y la abstención del PP, que siga sin otorgarse.

Sin embargo, el plan especial para edificar viviendas donde están las naves de Averly, que estaba hasta ahora suspendido pendiente de que se decida sobre el derribo, este viernes "el Gobierno ha planteado que se levante la suspensión", en esta decisión IU se ha abstenido y CHA ha votado en contra.

"Nos parece incongruencia no otorgar la licencia de derribo y, por otro lado, avanzar en la tramitación urbanística que puede hacer posible que haya viviendas", ha incidido.

Para Juan Martín, lo "lógico" sería mantener la suspensión de ese plan, y ha apostado por ser "prudencial" en el asunto de Averly. "Hay que ver si son Bienes Catalogados del Patrimonio Cultural Aragonés o no, se está actuando con especial celeridad en un plan que debería dormir de momento".

VALDESPARTERA

Por otra parte, ha mencionado que en la Comisión de la Mesa de Contratación se ha licitado y adjudicado la remodelación del pabellón-barracón de Valdespartera, "que se va a destinar a usos vecinales".

"No puedo decir la empresa, pero se había planteado un importe de 134.000 euros, mientras que se va a adjudicar por debajo de 100.000 euros, algo que consideramos que es muy positivo, es un motivo de alegría que podamos tener este pabellón abierto".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.