El Ayuntamiento de Bilbao cortará el agua el próximo miércoles, día 23, en Santutxu, entre las 16.00 y las 04.00 horas, para unir una nueva tubería a la red general y culminar la renovación de red prevista entre Zumalakarregi y Enrique Ibarreta.

El corte de agua afectará a 28.657 viviendas y alrededor de 90.000 vecinos de Santutxu, Solokoetxe, Iturrialde, Begoña, Uribarri y Zurbarán. Además de los empalmes, se colocarán aljibes en la rotonda de Santutxu-Sagarminaga, plaza Basarrate, Karmelo nº10, plaza Zumarraga, Mazustegui-Maestro Mendivil, Calzadas de Mallona-Andra Mari de Begoña, Vía Vieja de Lezama-Zumaia y Maurice Ravel-calle Plentzia.

El área de Obras y Servicios del Consistorio bilbaíno ha sustituido en los últimos meses las dos tuberías de 400 mm de diámetro por una nueva de 600 mm para transportar el agua a Santutxu y Uribarri. El cambio se debe a que durante el pasado mes de marzo, una de las dos tuberías de 400 mm ubicada entre Zabalbide y Zumalakarregi reventó de manera fortuita.

Una vez realizada la zanja para meter la nueva vía, es necesario realizar la conexión a la red de la nueva conducción y taponar la tubería de 400 mm que todavía estaba en funcionamiento.

La obra se ha hecho coincidir con la ya prevista renovación de red entre Zumalakarregi y Enrique Ibarreta, de modo que no haya que hacer cortes de agua adicionales para conectar las tuberías a la red general. Esta segunda consiste en la instalación y puesta en marcha de la nueva conducción de 500 mm de diámetro entre los dos puntos citados, que sustituyen a dos antiguas vías de 400 mm de diámetro. En total, se realizarán cinco empalmes.

La renovación de la red de suministro de agua de Santutxu en la que se enmarca esta actuación entre Zumalakarregi y la rotonda de Karmelo está financiada por la Unión Europea y también incluye, además de esta actuación, las realizadas y finalizadas en las calles Luciano Bonaparte y Cocherito de Bilbao, con un presupuesto global de 1.365.276,26 euros.

La normalidad en Santutxu se retomará una semana después de la interrupción del suministro con la reposición de la calzada. El subdirector del área de Obras y Servicios del Ayuntamiento, Javier Orduna, ha asegurado en rueda de prensa que el corte de suministro se retrasó una semana para no coincidir con las fiestas de Santutxu. También ha asegurado que el horario del corte pretende "salvar" la hora de la comida y que, en caso de que se prolonguen los trabajos, no afecten a los vecinos que se duchen por la mañana.

Todas las intervenciones se desarrollarán al mismo tiempo y ello implicará, según ha informado Orduna, la participación de "mas de 30 personas trabajando a la vez, más de 4 técnicos municipales e ingenieros de la empresa que presta el servicio de aguas".

"Tenemos que descubrir el empalme anterior", ha asegurado en referencia a la complejidad de la operación. Esos empalmes están cubiertos de hormigón y, por lo tanto, hay que eliminar el hormigón, sacar el empalme, colocar el nuevo empalme y cubrirlo nuevamente con hormigón. Es en esta operación donde los operarios prevén posibilidades de retrasarse.

"La importancia de esta intervención es que va a evitar que cuando haya una ruptura se corte el agua a toda esta zona", ha afirmado el director del área de Obras y Servicios, Fran Víñez.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.