Tren parado por una tromba de agua
La locomotora de un tren de la línea Madrid-Alicante ha tenido que detenerse en el municipio de Alpera (Albacete), debido a las balsas de agua acumuladas en las vías, pero ninguno de sus 220 pasajeros ni los empleados han sufrido daños. Manuel Podio / EFE

El Gobierno ha aprobado este viernes un real decreto ley que regula la asistencia "integral" a las víctimas de accidentes ferroviarios y sus familiares.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado que la norma también establece protocolos para la coordinación entre los distintos agentes implicados.

Según Sáenz de Santamaría, el real decreto se enmarca en las 22 medidas que está desarrollando el Ministerio de Fomento para la mejora del sector ferroviario.

Las empresas ferroviarias estarán obligados a facilitar información sobre las personas a bordo del tren La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha explicado que el texto define las actuaciones que debe garantizar la Administración General del Estado. Entre ellas destacan la comunicación a las embajadas de otros Estados de la existencia de víctimas de sus respectivas nacionalidades, la tramitación de visados y autorizaciones para la entrada y salida de los familiares y las víctimas, la expedición de forma "rápida" de documentos de identidad o viaje a las víctimas y familiares de nacionalidad española.

Asimismo, el Estado debe garantizar las medidas administrativas que permitan la repatriación de los cadáveres, previa autorización de la autoridad judicial; informar sobre la identificación de las víctimas, el alcance de la asistencia y los derechos que les asistan, especialmente a las personas con discapacidad.

El Real Decreto establece también el contenido "mínimo" de los planes de protección civil de las comunidades autónomas para asistir a los accidentados y sus allegados. En dicho planes debe contemplarse la asistencia psicológica, la protección de la intimidad y dignidad, la habilitación de espacios privados para los familiares y para la colaboración con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado y policías autonómicas y la prestación de todo tipo de información.

La indemnización duplicará a la contemplada actualmente Por su parte, las empresas ferroviarias y los administradores de infraestructuras estarán obligados a facilitar información sobre las personas a bordo del tren accidentado, hacerse cargo del transporte y alojamiento de las víctimas y sus allegados, y del depósito y devolución de los efectos personales, algo que para Ana Pastor es muy importante.

Mediante una disposición adicional al Real Decreto, el Gobierno ha aprobado el incremento del baremo de indemnización que fija el Seguro Obligatorio de Viajeros. Para Ana Pastor esta medida es "muy importante", ya que se llevaba bastante tiempo sin revisar las cuantías.

En caso de accidente ferroviario, la persona accidentada o los beneficiarios del seguro percibirán una indemnización que duplicará la contemplada actualmente y que no ha cuantificado la ministra.

El pasado 2 de julio, el subsecretario de Fomento, Mario Garcés, anunció en el Congreso de los Diputados que, en el caso de fallecimiento, la cuantía pasará de 36.060 a 72.120 euros tras el accidente de tren Alvia ocurrido en julio de 2013 en las inmediaciones de Santiago de Compostela.

El Gobierno ha aprobado otro real decreto para modificar la norma que regula el funcionamiento de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (Ciaf). Se amplia la duración del mandato de 4 a 6 años, se elimina la posibilidad de la reelección para el cargo y se crea la figura del vicepresidente, al mismo tiempo que se específica de manera expresa los supuestos de cese y las funciones del presidente y el secretario.

El equipo de investigación será designado para cada siniestro por el presidente de la Comisión y se podrá recurrir a peritos internos o externos. Se establece un plazo de 15 días para hacer observaciones al informe sobre el suceso y las investigaciones efectuadas.