La dirección de EMAYA ha hecho entrega este viernes en el TAMIB a los miembros del comité de empresa de un escrito en el cual, teniendo en cuenta los antecedentes de tres convocatorias de huelga en poco más de un año y la previsión de que, tal y como ya se alertó el pasado mes de diciembre respecto a este verano, se reprodujera el conflicto en un futuro no muy lejano, la dirección también ha exigido al comité de empresa "un acuerdo de paz social" estableciendo un proceso específico de resolución de conflictos que evitaría futuras huelgas.

Asimismo, el escrito plantea la introducción de la categoría de "peón" en el convenio colectivo de la empresa lo que permitiría el refuerzo de los servicios en caso de que ello se considerase necesario en el futuro, con un salario de 16.000 euros brutos anuales.

Esta propuesta es una consecuencia directa de la firme voluntad de diálogo y negociación expresada desde el primer día por el Ayuntamiento de Palma con el ánimo de alcanzar un acuerdo que permita desconvocar la huelga prevista para el próximo día 22.

La introducción de la citada categoría, que tiene amparo legal y convencional, implicaría una retribución de 16.000 euros brutos anuales, aproximadamente la mitad de lo que percibe de promedio anual bruto un peón especialista de EMAYA.

El peón, que no requeriría ninguna especialización profesional ni técnica, tendría como objetivo colaborar y ayudar a los peones especialistas y conductores en el ejercicio de su actividad y funciones, pudiendo prestar sus servicios indistintamente en cualquier servicio de los que presta la empresa, limpieza, recogida o cualquier otro y en ningún caso conduciría vehículos ni manejaría maquinaria sin que se pueda considerar maquinaria a los equipos de uso manual.

La dirección ha recalcado ante el comité que, en aras de garantizar la transparencia y libre concurrencia, si se detectara la necesidad de contar con un refuerzo eventual tras evaluar de forma pormenorizada cada uno de los servicios del área de Medio Ambiente, éste se incorporaría a EMAYA única y exclusivamente mediante los servicios públicos de empleo, tal y como señala el artículo 8 del convenio colectivo en vigor.

Servicios "correctamente dimensionados"

Asimismo, ante la pretensión del comité de huelga de incrementar el personal en todos y cada uno de los servicios que presta EMAYA, la dirección se ratifica, tal y como ya anunció ayer, que los servicios están "correctamente dimensionados y las posibles deficiencias que pudieran darse se deben a circunstancias sobrevenidas como, por ejemplo, el incremento del absentismo".

Por otra parte, la dirección ha transmitido al comité de empresa su preocupación ante el hecho de que en las diferentes asambleas de trabajadores celebradas en los últimos días no se haya informado a la plantilla de los posibles indicios de ilegalidad que se han detectado en la presente convocatoria de huelga y que han dado lugar a la interposición de una demanda que se dirimirá el próximo martes en los juzgados de sa Gerreria.

En este sentido, ha lamentado que "los representantes sindicales no hayan informado con claridad a la plantilla de las posibles consecuencias que podrían derivarse del hecho de secundar una huelga sobre la que pesan indicios de ilegalidad".

Servicios mínimos

Por último, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma, reunida en sesión extraordinaria, ha aprobado el decreto con los servicios mínimos para atender las necesidades de limpieza y recogida de la ciudad en el caso de que la huelga no fuera desconvocada. Los servicios mínimos decretados serán del 50% en cada servicio y turno durante el primer día de huelga, del 60% en el segundo y tercer día y del 70% a partir del cuarto.

Aún cuando la vía de diálogo y negociación sigue abierta en el TAMIB, la dirección ha explicado que la necesidad de decretar los servicios mínimos con antelación obedece a la complejidad de su planificación atendiendo al hecho que Palma cuenta hoy con una población flotante que multiplica por 3 los poco más de 400.000 habitantes que conforman la población censada en la ciudad.