La arena del Anfiteatro Romano de Mérida acogerá el próximo martes, a partir de las 20,00 horas, la segunda edición de las luchas de gladiadores Lvdvs Gladiatoria, que será "fiel a los espectáculos en época romana" y al "rigor histórico".

La recreación corre a cargo de la escuela 'Emeritae Lvdvs Gladiatorvm', y cuenta con la colaboración de la asociación 'Emerita Antiqua' y el Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida. La entrada, que se puede adquirir en la puerta del Teatro Romano, cuesta 10 euros, de los que una mitad se destina a sufragar los gastos del monumento y la otra para la renovación del equipo.

Esta segunda edición se ha organizado después del "éxito" de público cosechado por la primera edición, según ha destacado el promotor de la escuela 'Emeritae Lvdvs Gladiarorvm', Jesús Hernández.

De esta forma, unas 500 personas, que es el aforo del que dispone el anfiteatro, volverán a disfrutar de este espectáculo, para el que no se recomienda la entrada de menores de 12 años, dada la naturaleza del mismo, según ha apuntado el director del Consorcio, Miguel Alba.

Hernández ha señalado que la escuela va a hacer un espectáculo con el "máximo rigor posible" como merece el anfiteatro después de 1.600 años desde que se celebrarán las luchas de gladiadores en la arena emeritense, y además ha avanzado que habrá cambios con respecto a la primera edición que "seguramente" conseguirán emocionar al público.

Desde la organización del evento, se han acercado a la filosofía de estos combates a través de dos personajes que vivieron en la capital de la Lusitania, uno es Spertius, un gladiador que luchó y murió en la arena de Emerita Augusta, y el otro es Marco Salvio Oton, que fue gobernador de Lusitania y que llegó a ser emperador romano.

Partes de la recreación

El evento constará de varias partes, incluido el sacrificio de un reo, así como la lucha de diez categorías de gladiadores que este año contará con un combate primus, que consiste en el enfrentamiento entre los gladiadores mejor pagados.

Esta recreación va a ser "distinta" de lo que habitualmente se ve en el cine, ya que no hay juego sucio, un gladiador no podía matar a otro sin el permiso del gobernador y, además, había pocas muertes, puesto que el entrenamiento de un gladiador era muy costoso.

Asimismo, el director del consorcio, Miguel Alba, ha añadido que esta actividad tiene el escenario original, además del rigor histórico y el asesoramiento de los técnicos del museo y del consorcio, y que también pretende enriquecer la oferta cultural de verano en Mérida.

ENTRENAMIENTO

Miguel Alba ha señalado que los gladiadores, que conforman "una familia", son voluntarios culturales que tienen una preparación teórica y práctica de cinco horas semanales durante todo el año y que es "admirable" la "ilusión" que tienen en la recreación, ya que "supone un enorme esfuerzo".

Por último, ha indicado que los entrenamientos en el anfiteatro son un espectáculo en si mismo, y los visitantes que se encuentran con estas pruebas se llevan "un buen recuerdo" a su ciudad de origen.

En la presentación también ha estado presente la presidenta de la asociación 'Emerita Antiqua', Pilar Caldera, que ha explicado que es un hito que después de XVI siglos coincidan en Mérida un espectáculo de teatro y uno de gladiadores.

Asimismo, Caldera también ha afirmado que los gladiadores le han dado "una lección de compromiso con el pasado" y que esta recreación es posible gracias a que hay un movimiento ciudadano detrás que le dedica "mucho tiempo" al espectáculo.

La presidenta de la asociación ha señalado que este espectáculo gira en torno al momento del combate, y que se intenta recrear de forma fiel los detalles como el vestuario, las armas o los movimientos de los gladiadores, y espera que en futuras ediciones la recreación se vaya "ampliando" a, por ejemplo, el día anterior al combate para que se vea como era la vida del gladiador y no solamente el momento del combate.

Dirección artística

El director artístico del evento, Eduardo Acedo, ha explicado que en la recreación "no se hace teatro", auque se utiliza el lenguaje teatral para contar una historia.

Además ha añadido que le "encanta trabajar" en el anfiteatro ya que es un "gran corsé de piedras" que tiene su propio protagonismo, aunque siempre haya estado a la sombra del teatro, y que se "emociona" cuando los gladiadores salen a la arena. Por último ha afirmado que Spertius es quizá el personaje que más sentimientos le ha evocado para poder contar esta recreación.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.