Audiencia Nacional
Fachada de la sede de la Audiencia Nacional. ARCHIVO

El pleno de la Audiencia Nacional ha aplazado al 3 de octubre su decisión sobre si archivar varios casos de justicia universal, entre ellos las causas sobre el genocidio en campos de concentración nazis, el asesinato de cinco jesuitas en El Salvador y las torturas en Guantánamo.

Según han informado fuentes jurídicas, los magistrados que conforman el pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia han decidido no entrar a discutir la manera en que la reforma de la justicia universal afecta a los casos de los campos nazis y de El Salvador, tal y como estaba previsto en el orden del día.

Los magistrados han aplazado esta decisión al pleno de octubre, cuando también tratarán los demás casos que les vayan llegando sobre justicia universal.

Por ahora, en el pleno de octubre se discutirán los dos casos que han quedado pendientes este viernes y la causa que lleva el juez Pablo Ruz sobre supuestas torturas en la prisión de Guantánamo (Cuba) a cuatro expresos, dos de ellos españoles -Hamed Abderraman, conocido como el "talibán español" y Lahcen Ikassrien-.

El fiscal Torrijos considera que la reforma podría vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva A pesar de la reforma de la ley que limita la justicia universal, Ruz decidió seguir investigando esta causa por torturas y contra la integridad moral en concurso con varios crímenes de guerra, ya que consideró que estos delitos están amparados por los convenios internacionales de Ginebra y contra la tortura.

En octubre, el pleno tendrá que decidir si el juez puede proseguir con la causa, lo mismo que en el caso que lleva el magistrado Ismael Moreno por genocidio, tortura y crímenes contra la humanidad contra varios guardias de las SS de los campos de concentración de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenbürg,.

Moreno preguntó al pleno de la Sala de lo Penal si debe continuar con esta causa o, por el contrario, tiene que archivarla. En este caso, la Fiscalía de la Audiencia Nacional es partidaria de que el pleno lo archive, pero también pide a los magistrados que "valoren" la procedencia de plantear una cuestión de inconstitucionalidad contra la ley reformada.

En concreto, el fiscal Pedro Martínez Torrijos considera que la reforma podría vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva y el principio de igualdad. La querella que instruye Moreno se dirige contra Johann Leprich, Anton Tittjung y Theodor Szehinskyi por haber torturado a miles de españoles en los campos de exterminio. Sólo en el de Mauthausen, recuerda el fiscal, estuvieron prisioneros más de 7.000 españoles entre 1942 y 1945, de los cuales murieron 4.300.

La Fiscalía que dirige Javier Zaragoza ya había planteado en otros sumarios de justicia universal que se recurriera ante el Constitucional la reforma de la ley, como por ejemplo en el caso sobre la muerte en Irak del cámara José Couso.

Jesuitas españoles

El otro caso de justicia universal que verá en octubre es el que instruye Eloy Velasco sobre el asesinato de cinco jesuitas españoles en El Salvador en 1989, entre ellos Ignacio Ellacuría. Velasco decidió continuar con la causa por considerar que la reforma permite que prosiga por el delito de asesinato terrorista, ya que en este caso las condiciones para que un juez español investigue son más laxas.

El pleno verá en concreto un recurso de la Fiscalía contra esta decisión, que considera por un lado que el juez debería concluir el sumario y elevarlo al pleno para que resuelva sobre su archivo y, por otro, que por extensión si es competente para investigar por terrorismo, también por genocidio y lesa humanidad.

Los hechos denunciados ocurrieron el 16 de noviembre de 1989, cuando un grupo de soldados del Ejército salvadoreño entró en la Universidad Centroamericana (UCA) de San Salvador y mató a seis sacerdotes jesuitas, cinco de ellos españoles y uno del país centroamericano.