La periodista Esther Palomera, ha aconsejado este viernes "no decir nunca como periodista algo que no sienta uno como persona y como ser humano" y ha defendido que "ante la presión, la mejor respuesta es la firmeza y el respeto por la profesión periodística, la búsqueda de la verdad y el deber de ofrecer a los lectores, oyentes o telespectadores una información veraz".

Así se ha pronunciado durante el curso 'El control de los poderes políticos, económicos y financieros sobre los medios de comunicación' que organiza la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona (Sevilla) y en el que ha participado en la mesa redonda 'El control y la presión sobre los periodistas'.

En cuanto a si los freelance son más 'libres' o no, Palomera opina que "la independencia está en el periodista, no creo que esté en su relación contractual con una empresa, va con cómo uno ha aprendido el oficio, cómo lo ha desarrollado y, sobre todo, algo que para mí es fundamental: cómo se lo han enseñado desde los comienzos".

"Uno inicia su camino en la profesión y yo siempre digo que el primer jefe en periodismo es como el primer novio, que si es una buena experiencia, el bagaje lo conservas para toda la vida; si es una mala experiencia probablemente no harás un buen periodismo", señala.

A su juicio, "estamos en un momento crítico de la profesión periodística, no he visto en muchos años una profesión tan agredida como en este momento la tenemos. Probablemente desde fuera parezca que estamos dando una respuesta de resignación, pero no, yo creo que somos muchos los que todavía creemos en el derecho a la información, en la obligación que tenemos antes los que han depositado en nosotros ese derecho constitucional, y tenemos tiempo de recuperar el prestigio de esta profesión".

En cuanto a si alguna vez se desvincularán el periodismo y el poder, asegura que "mientras la prensa y los medios de comunicación sigan dependiendo económicamente del mundo financiero, es difícil que se rompa ese hilo que une a las dos partes, pero yo creo que hay que distinguir a los medios de comunicación y la relación que tienen con el poder y los profesionales de los medios que día a día, paso a paso intentan hacer su trabajo de la forma más digna y honesta".

Por último, Esther Palomera ha querido aconsejar a los jóvenes periodistas "que no se rindan y no agachen nunca la cabeza ante el poder, hay que llevarla muy alta, recuperar la dignidad de esta profesión y servir a quienes esperan de nosotros una información objetiva, honesta y digna".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.