El detenido Jeremy Meeks
Jeremy Meeks, detenido por la Policía de Stockton en California. Stockton Police

Jeremy Meeks, el 'preso guapo', ya tiene agente y un contrato que ha conseguido gracias a sus labios carnosos, los ojos azules y ese peculiar tatuaje de una lágrima en su cara que corrieron por la pólvora cuando se publicó su ficha policial.

La agencia Blaze Modelz ha 'cazado' a este atractivo delicuente guapo que ha revolucionado las redes sociales.

No es la primera vez que este chico "malo", que está casado y tiene un hijo, tiene problemas con la justicia: ha pasado por prisión varias veces por al menos 11 delitosEl chico ya tiene caprichos típicos de un top model: su abogado pidió que para su última vista con el juez pudiera ir vestido con un traje y no con el mono naranja que visten todos los encarcelados.

Cuando el juez denegó la petición del joven su abogado pidió entonces que no entrara la prensa porque no quería que le vieran vestido con ese atuendo.

Y es que el joven ya es toda una 'estrella' del mundo de la moda e incluso tiene representante. Se llama Gina Rodriguez y ella misma confirmaba a los medios que muchas firmas como Versace se habrían interesado por tener a Jeremy como imagen por lo que ha firmado un contrato de 22.000 euros con la agencia Blaze Modelz.

No es la primera vez que este chico "malo", que está casado y tiene un hijo, tiene problemas con la justicia: ha pasado por prisión varias veces por al menos 11 delitos e incluso estuvo dos años en la cárcel por robar.

En la última ocasión Jeremy Meeks fue detenido cuando la policía le dio el alto y le encontraron un arma en el coche.