La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, ha detenido a dos individuos como presuntos autores de un delito de falsedad documental relacionado con nueve máquinas de azar en Benalmádena (Málaga).

Los detenidos, de 38 y 54 años y vecinos Benalmádena, son los titulares de una máquina de azar detectada en un local de dicha localidad cuya documentación no estaba homologada, según han indicado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

De este modo, han explicado que los agentes comprobaron que la máquina carecía de placa identificativa y que las marcas de fabricación grabadas en la misma "estaban manipuladas para hacerlas ilegibles".

La serie y el número que debían estar grabadas en la máquina de azar habían sido borrados y el boletín de instalación obligatorio era falso, según han matizado.

Tras estas comprobaciones, los agentes descubrieron que los detenidos tenían otro local en la localidad "donde guardaban ocho máquinas más que carecían de la documentación administrativa necesaria para su explotación o estaban dadas de baja".

La Unidad adscrita ha trasladado los hechos al servicio de Juegos de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga para iniciar, si procede, el oportuno expediente sancionador.

La persecución por parte de la Junta de este tipo delitos se debe a la carencia de permisos y autorizaciones legales correspondientes para el desarrollo de esas actividades, "lo que supone un fraude por no abonar impuestos y también una competencia ilegal para aquellos que realizan esta actividad debidamente acreditados", han indicado.

Esta intervención se suma a otras actuaciones realizadas por la Unidad de Policía adscrita a la Junta en la provincia de Málaga contra el juego ilegal, especialmente dirigidas a desarticular partidas de póquer y bingos clandestinos y cupones de sorteos ilegales.

Concretamente, en 2013 esta unidad policial clausuró seis bingos ilegales —tres en Vélez-Málaga, uno en Villanueva del Rosario, otro en la capital y otro en Cártama— y otras tres salas donde se jugaban partidas ilegales de póquer —Mijas, Estepona y Vélez Málaga—.

Además, la Policía de la Junta descubrió recientemente una nueva organización, denominada Luanda, dedicada a la venta ilegal de cupones para sorteos sin autorización administrativa y que venía operando en la provincia desde el pasado mes de febrero. En esta operación, los agentes intervenieron 3.295 boletos ilegales de esta lotería.

Consulta aquí más noticias de Málaga.