El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha dejado este viernes en libertad bajo de fianza de 200.000 euros al socio de M&A que auditó las cuentas de Gowex, José Antonio Díaz Villanueva, porque dio la "cobertura necesaria" al falseamiento contable sin declarar sus ingresos a la Hacienda Pública.

El juez no pudo localizarle en ninguno de sus domicilios ni teléfonos Pedraz, que ha dejado también en libertad sin medidas cautelares al consejero Javier Solsona, ha tomado esta decisión a instancias de la Fiscalía Anticorrupción atendiendo a la capacidad económica del imputado, que ha admitido que sus últimos ingresos anuales fueron de 300.000 euros.

El juez puso este jueves en busca y captura a Díaz Villanueva al no haber podido localizarle en ninguno de sus domicilios ni teléfonos, pero el auditor se ha presentado voluntariamente en la mañana de este viernes en la Audiencia Nacional, que ha abandonado a las 13.45 horas.

Fuentes jurídicas han informado de que Díaz Villanueva comenzó a prestar declaración a las 10.30 h de este viernes, tal y como estaba citado inicialmente.

Ilocalizable en una clínica de relajación

Díaz Villanueva ingresó en una clínica de relajación tras saltar el escándalo del falseamiento de las cuentas de la empresa y por ello no se le pudo localizar para notificarle su citación como imputado ante el juez Santiago Pedraz.

Durante su declaración, el auditor de Gowex ha defendido que cumplió todos los requisitos legales desde el principio Fuentes jurídicas han explicado que el auditor se ha justificando afirmando que, a raíz de que la firma de análisis Gotham City Research alertara el pasado 1 de julio de las irregularidades en la facturación de Gowex, acudió a un médico psiquiatra, que le recomendó ingresar en una clínica de relajación. Allí se encontraba cuando este jueves su abogado le comunicó que había sabido por los medios de comunicación que Pedraz había ordenado detenerle.

Su letrado, según las mismas fuentes, le comunicó este jueves esta circunstancia al juez, que ha dejado sin efecto la orden de detención internacional este viernes por la mañana, cuando comprobó que efectivamente Díaz Villanueva se había personado en su Juzgado.

Durante su declaración, el socio de la firma encargada de la auditoría de las cuentas de Gowex, que ha defendido que cumplió todos los requisitos legales desde el principio, ha revelado a Pedraz que comenzó cobrando 27.000 euros por su trabajo, cantidad que se disparó hasta los 300.000 euros el año pasado.

Sin embargo, ha reconocido que no declaró ni estos ingresos a la Hacienda Pública ni ningún otro a lo largo de su vida profesional y que no dispone de ningún bien, ya que todo su patrimonio está a nombre de sus cuatro hijos. José María Díaz Villanueva salió de la Audiencia Nacional en libertad bajo fianza de 200.000 euros, que deberá abonar en metálico en el plazo de 15 días.

Su letrado ha considerado "desproporcionada por excesiva" esta cantidad, aunque ha indicado al juez que, dada la edad de su cliente, 72 años, en el caso de que tuviera que ingresar en prisión se le iban a aplicar todos los atenuantes, han asegurado las mismas fuentes.