Las intensas lluvias que estan cayendo desde el pasado domingo en Cataluña no han sido suficientes para mejorar el estado de los embalses de las cuencas internas catalanas y por eso la Generalitat ha aprobado hoy el decreto de sequía que entrará en vigor la semana que viene.

El conseller de Medi Ambient, Francesc Baltasar, ha reconocido que las precipitaciones han sido "beneficiosas" y "muy positivas" aunque no suficientes para cambiar las previsiones del decreto de sequía.

Los pantanos están al 40,6% de su capacidad máxima, casi lo mismo que hace 10 días
Los pantanos catalanes se encuentran hoy al 40,6% de su capacidad máxima, una cifra similar a la de hace unos 10 días pero muy inferior a la de hace un año cuando los embalses estaban al 77,8% de su nivel máximo.

Sistema Ter-Llobregat

En el sistema Ter-Llobregat, por ejemplo, los niveles de agua se han incrementado en 2,16 hectómetros cúbicos en las últimas 48 horas cuando caldría un aumento de 20 hectómetros cúbicos para salir de la situación de excepcionalidad 1 que marca el decreto y que prevé restricciones en determinados usos como el agrícola, el industrial o el lúdico.

Una vez entré en vigor el decreto de sequía, la semana que viene, las primeras medidas restrictivas podrian aplicarse durante la segunda semana de abril.

No obstante, el conseller ha indicado que "la evolución de las lluvias puede retrasar" la aplicación de las acciones previstas hasta la última semana de este mes.

Baltasar ha señalado que "si se cumplen bien las fases de excepcionalidad" Cataluña pasará el año sin llegar a la fase de emergencia, mientras que si no lloviera más hasta pasado el verano las restricciones en el uso del agua de boca llegarian "pasado el otoño".