Más de 300.000 vecinos del sureste de Madrid se beneficiarán del futuro hospital de Vallecas, que estará acabado antes de las elecciones de mayo pero no entrará en funcionamiento antes de la cita electoral. El centro descongestionará el Gregorio Marañón, hasta ahora hospital de referencia del distrito y su área de influencia.

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, junto con el consejero de Sanidad, Manuel Lamela, visitó hoy las obras del nuevo hospital que, según dijo, están "prácticamente terminadas en un tiempo récord de 14 meses" e inauguró también un centro de Salud en el Ensanche, que empezará a funcionar el 16 de abril y ha sido diseñado para atender a los futuros vecinos del PAU y de los desarrollos urbanísticos de Vallecas.

La Línea 1 de Metro llegará próximamente al Ensanche de Vallecas.

Aguirre recordó que la línea 1 de Metro llegará próximamente al Ensanche de Vallecas, que en enero pasado se inauguró otro Centro de Salud en el distrito -el de Peña Prieta- y que se están abriendo escuelas infantiles y otros servicios públicos que, subrayó, "han llegado aquí incluso antes de que se instalen las familias".

Informó además que al hospital y el nuevo Centro de Salud del Ensanche -que hace el número 44 de los comprometidos por el Gobierno regional para esta legislatura- podrían unirse en el futuro más dotaciones sanitarias "a media que el PAU se desarrolle" y sigan llegando nuevos vecinos.

Algunos de estos nuevos vecinos llegarán a Madrid a través del nuevo Hospital porque "en Vallecas volverán a nacer niños", recordó la presidenta, puesto que entre las 27 especialidades que habrá en el futuro centro se encuentra la materno-infantil.

Trabajan 800 obreros.

Recalcó que la albañilería del Hospital está realizada al 90% y que también están muy avanzadas la fontanería, electricidad, carpintería y pintura gracias "a los 800 trabajadores que hay aquí para sacar adelante esta obra en un periodo de tiempo tan impresionante", afirmó.

Según la presidenta, cuando el nuevo hospital empiece a funcionar, lo que sucederá a lo largo del segundo semestre del año, "irá disminuyendo la presión asistencial, sobre todo en urgencias", que ahora soporta el Gregorio Marañón.

Aguirre destacó que las futuras instalaciones sanitarias serán modernas, funcionales y bien comunicadas, estarán dotadas de las "más modernas tecnologías" aplicadas al diagnóstico y el tratamiento, serán luminosas, ahorrarán energía y dispondrán de zonas ajardinadas.

Preparadas para acoger dos camas.

"Frente a la confortabilidad que heredamos con las transferencias sanitarias del antiguo Insalud y sus hospitales de hasta seis camas por habitación", continuó Aguirre, en este lugar, y para "garantizar la intimidad de los pacientes" todas las habitaciones serán "de uso individual, incluidas las de la UCI", aunque están preparadas para albergar dos camas, si fuese necesario.

En sus 85.000 metros cuadrados de superficie construida, el Hospital de Vallecas dispondrá de 240 camas de hospitalización, pero tendrá un total de 324, incluidas las del hospital de día y las unidades especiales.

Canon anual de 15,4 millones de euros.

El presupuesto del nuevo centro sanitario asciende a 87,8 millones de euros. La Comunidad abonará un canon anual de 15,4 millones de euros durante los 30 años del periodo de vigencia de la concesión, que se ocupará de financiar la construcción del edificio y el mantenimiento y gestión de las áreas no asistenciales.

Respecto al nuevo Centro de Atención primaria del Ensanche, ha costado 3,4 millones de euros, tiene 35 consultas de medicina familiar, pediatría y enfermería, está pensado para atender a unas 25.000 personas y servirá para descongestionar el centro de Salud de Villa de Vallecas, al que hasta la fecha acuden todos los vecinos del barrio y su área de influencia.