Los bomberos han localizado el cuerpo sin vida del peón de albañil, de 25 años y nacionalidad ecuatoriana, que se encontraba atrapado bajo los escombros en una cochera en Tarazona (Zaragoza) sobre la que a mediodía cayó una roca que podría pesar unas 120 toneladas, procedente de la muralla de la ciudad.

Sobre la cochera cayó una roca de la muralla de la ciudad de unas 120 toneladas
Según informaron fuentes de la Policía Local de Tarazona, el joven,
Víctor Zurita Bustamante, estaba empadronado en la localidad y trabajaba para una empresa de la construcción, y en el momento del desprendimiento acababa de entrar a la cochera para buscar unas herramientas.

Tras unas siete horas de trabajo de retirada de los escombros, los bomberos localizaron a las 18:45 horas el cuerpo del joven, que estaba cubierto por unas chapas.

El suceso ocurrió a las 12:00 horas, cuando una roca de unas dimensiones de aproximadamente tres por tres metros, se desplomó desde una altura de seis o siete metros sobre una zona del casco antiguo, de calles estrechas, informó la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ).

Desde el momento del accidente, ocurrido en el número 26 de la calle San Juan, la Policía Municipal, la Guardia Civil y los bomberos comenzaron las labores de retirada del material caído, picando manualmente con martillos y con algún tipo de pequeña maquinaría, dijeron las mismas fuentes de la Policía Local.

Según informó la alcaldesa, Ana Cristina Vera, se desconocen las causas del suceso, que investigan los técnicos del Ayuntamiento, que además evalúan si existe riesgo de nuevos desprendimientos, agregó.

Sin embargo, la Policía Local dijo que la roca -que según el arquitecto municipal podría pesar unas 120 toneladas- se podría haber desprendido a causa del agua filtrada en la antigua muralla por las intensas lluvias que han descargado en la localidad en los últimos días.

Evacuación en Zaragoza

El Centro de Coordinación Operativo (CECOP), órgano donde trabajan en conjunto todas las Administraciones Públicas implicadas en la gestión de emergencias, prepara la evacuación de vecinos de la localidad zaragozana de Pradilla de Ebro, ubicada en la Ribera Alta, que serán realojadas por el Gobierno de Aragón.

De momento solo es un dispositivo por si hubiera que evacuar a personas con problemas de movilidad en caso de que el agua llegara al casco urbano. 

Se prevé que se produzca un nuevo aumento de los caudales en la comarca zaragozana de la Ribera Alta del Ebro a partir de primera hora de la tarde de hoy, y que la punta de un nuevo episodio de avenida se alcance en la capital aragonesa a partir de la mañana del jueves.