La Fiscalía Anticorrupción investiga a los gestores de la fundación Intervida por el posible desvío de alrededor de 60 millones de dólares procedentes del apadrinamiento de niños del Tercer Mundo a empresas e instituciones privadas con ánimo de lucro.

Según la Cadena Ser la investigación se ha desarrollado de forma sigilosa durante cuatro años , se realiza simultáneamente en tres países, España, Perú y Guatemala, y que un fiscal anticorrupción y agentes del Grupo de Delitos Económicos se encuentran actualmente en Lima para interrogar a directivos y altos empleados de la sede de la fundación en aquel país.

El juzgado penal de Lima dirigirá el interrogatorio de los imputados en ejecución de la rogatoria internacional solicitada por la Fiscalía española, que también afecta a la sede guatemalteca. Los interrogatorios se iniciaran hoy y finalizaran el día 20.

Los directivos de Intervida han negado cualquier desvío de dinero para fines lucrativos y han ofrecido su colaboración a la Justicia

La directiva de la fundación en España, también ha prestado declaración como imputada ante la Fiscalía Anticorrupción.

Todos ellos han negado cualquier desvío de dinero para fines lucrativos y han ofrecido su colaboración a la Justicia.

Sociedades no registradas

Según los datos que obran en poder de la Fiscalía, durante los ejercicios del 1999 al 2001 se habrían camuflado bajo el epígrafe de "gastos para apadrinamiento", más de 60 millones de dólares que, en realidad, según las sospechas de los investigadores, fueron transmitidos a sociedades como ‘Asociación Solaris Perú', ‘Edpyme Raiz', ‘El Roure Construcciones', ‘Argentia Inmobiliaria', ‘Genéricos Farma-ahorro' o ‘Enriquecidos Lácteos", todas ellas sociedades sin registrar y sin contabilizar en los libros de cuentas y propiedad de los directivos de Intervida.

Intervida tiene su sede en Barcelona y gestiona, como informa la cadena, millones de euros en calidad de donativos para el apadrinamiento de niños en el tercer mundo.

En una nota de prensa hecha pública por la fundación asegura que sus directivos no están imputados en ninguna causa, al tiempo que recalca que la creación de empresas es una "práctica común" en el sector, amparada por la legislación vigente.

Esta investigación por supuesta corrupción de los directivos de una ONG viene a sumarse a la reciente detención del presidente de la ONG Anesvad por apropiación indebida de fondos.