Uno de los británicos capturados
Uno de los británicos capturados por Irán (Reuters) REUTERS

Por su parte, el secretario del Consejo Supremo de la Seguridad Nacional de Irán, Ali Lariyani, afirmó hoy que Teherán y Londres han iniciado negociaciones diplomáticas para resolver la crisis de los quince marinos británicos, según la agencia IRNA.

Lariyani, que es también el principal negociador iraní en materia nuclear, dijo que el Gobierno de Londres "ha entablado negociaciones diplomáticas con el Ministerio de Exteriores iraní para solucionar el asunto de los militares", indicó la agencia.

"Estamos al principio del camino. Si esto continúa, lógicamente las condiciones pueden cambiar y podemos caminar hacia un arreglo del caso", aseveró.

Estamos al principio del camino. Si esto continúa, lógicamente las condiciones pueden cambiar

Lariyani declaró el lunes al canal de televisión británico Channel 4 que su país quiere resolver la crisis por "canales diplomáticos" y destacó que "puede resolverse" y que "no habrá necesidad" de someter "a juicio" a los marinos cautivos.

En la entrevista con la cadena, Lariyani señaló que la prioridad del Gobierno de Teherán es "resolver el problema a través de los canales diplomáticos adecuados" y añadió que debería haber una "delegación" que clarificara si los detenidos estaban o no en aguas iraníes.

"No tenemos interés en que el asunto se complique más", subrayó.

"Definitivamente, creemos que el asunto puede resolverse y no habrá necesidad de ningún juicio" a los militares, dijo el negociador iraní y reiteró las críticas de Irán a la ONU y a la Unión Europea (UE) por su implicación en una crisis que Teherán considera bilateral.

Las autoridades iraníes dijeron el lunes que, en respuesta a lo que consideran un cambio de actitud de los británicos, no exhibirán de momento más imágenes de los 15 militares detenidos.

En varios vídeos difundidos hasta ahora, los marinos han reconocido que estaban en aguas jurisdiccionales de Irán cuando fueron apresados.

Lariyani señaló también a la televisión británica que las imágenes de los cautivos no se habrían difundido si el Reino Unido "no se hubiera comportado irracionalmente".