El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un expediente de contratación para firmar cuatro convenios para la explotación de otros tantos grupos de depuración de la región, que se licitarán a través de la empresa pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha y para los que se han dispuesto de 47 millones de euros.

Así lo ha asegurado el portavoz del Gobierno, Leandro Esteban, en una rueda de prensa celebrada este jueves, donde ha detallado que con estos cuatro contratos se atenderá a un total de 159 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) para los próximos cuatro años, lo que afectará a un total de 340.000 usuarios.

Tal y como ha asegurado, estas contrataciones reducen los costes de estas estaciones y cubren un gasto que "suponía grandes costes, a veces inasumibles, por parte de los municipios afectados".

Estos cuatro bloques afectan a toda la región, uno de ellos a la provincia de Toledo, otro para municipios de Ciudad Real, un tercera para la parte más oriental de las provincias de Cuenca, Guadalajara y Albacete y el último para la parte más occidental de estas últimas tres provincias.

Consulta aquí más noticias de Toledo.