Eva Longoria
La actriz Eva Longoria, en Barcelona. Carlos Cid / EFE

La actriz norteamericana de origen hispano Eva Longoria, una de las protagonistas de la serie televisiva Mujeres desesperadas, ha dicho en Barcelona que suspira por trabajar con Pedro Almodóvar y Robert Rodríguez.

La serie regresará a La 2 en horario de máxima audiencia a partir del próximo 25 de abril.

Longoria ha comentado que "está al día del nivel del cine español" y confiesa: "Me gustaría mucho trabajar a las órdenes de Pedro Almodóvar, y también con el mexicano Robert Rodríguez".

Longoria hace extensible ese deseo a actuar en una película a las órdenes de Quentin Tarantino, junto a Ben Stiller o los actores españoles "americanos" Antonio Banderas y "mi amiga" Penélope Cruz.

La actriz exigió que no le preguntaran por su boda con Tony Parker, jugador de la NBA

La actriz norteamericana recibió a la prensa en una suite de la planta 42 de un hotel barcelonés con dos únicas exigencias de antemano: "Un tiempo cronometrado de diez minutos y la imposibilidad de preguntar sobre su boda con el jugador de la NBA Tony Parker".

Su origen latino, reconoce, "siempre ha sido una dificultad para trabajar en Hollywood, aunque algo está cambiando en los últimos años", apunta la actriz, que quería el papel de Gabrielle Solis "porque no es el prototipo de la latina normal, ella es rica, tiene jardinero y criada".

Éxito planetario

Algunas palabras sueltas en español es todo lo que la herencia mexicana ha dejado en esta actriz que afronta, según anuncia, el próximo rodaje en EEUU de la cuarta temporada de Mujeres desesperadas, una serie distribuida en la actualidad en unos doscientos países, que acumula ya seis premios Emmy y un Globo de oro.

Longoria atribuye el éxito de la serie "a que habla de temas universales que afectan a cualquier mujer del mundo: el matrimonio, los niños, la infidelidad, los novios".

"Fue un honor trabajar junto a Michael Douglas y Kiefer Sutherland, dos grandes actores"

Sobre su personaje egocéntrico y ambicioso en Mujeres, Longoria confiesa que "Gabrielle ha ido evolucionando y, si en la segunda temporada tuvo que hacer frente a perder su riqueza y su vida de lujo, en la tercera temporada, cuando se separa de su marido, vemos a una mujer que se vuelve más fuerte".

Puntos en común

Preguntada qué tiene Gabrielle de Eva, la actriz contesta rotundamente y en claro castellano: "Nada, somos totalmente opuestas, pero me gusta robarle piezas de ropa".

Sobre su papel más importante en el cine, en La sombra de la sospecha, Longoria confiesa que "fue un honor trabajar junto a Michael Douglas y Kiefer Sutherland, dos de los grandes actores con cuyas películas he crecido".

Ha grabado otras dos películas, todavía pendientes de estreno, How I Met My Boyfriend's Dead Fiancée, de Jeff Lowell, una comedia romántica con Jason Biggs y Lake Bell, así como el filme de animación Foodfight!, en la que presta su voz al personaje de Lady X