Las organizaciones agrarias COAG, Asaja y UPA, junto a Faeca, se manifestarán el próximo martes para exigir a Junta de Andalucía y Gobierno central la adopción de medidas "concretas y urgentes" para contrarrestar las pérdidas en cultivos causadas por la sequía extrema que afecta a la provincia de Almería.

En rueda de prensa, sus responsables han indicado que la situación actual "amenaza" la viabilidad económica de "muchas" explotaciones agrarias y su "pervivencia como unidades productivas", lo que, según han remarcado, afecta "seriamente" a la economía de las comarcas que "tienen sectores relaciones con la agricultura".

Han recordado, asimismo, que, en las últimas semanas, se han registrado granizadas en zonas de Almería que han "agravado" el efecto de la sequía y han dañado cultivos "ya mermados por esta", por lo que han urgido la publicación de un real decreto de medidas urgentes para el sector agrícola almeriense.

En la comparecencia, en la que han estado presentes Andrés Góngora (COAG), Francisca Iglesias (UPA), Ángel López (Asaja) y José Galdeano (Faeca), han solicitado, asimismo, la puesta en marcha de la Mesa de Sequía a nivel provincial que permita una interlocución "directa" entre con la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en Almería y la Subdelegación de Gobierno.

Según el análisis de la patronal agraria, la sequía extrema está afectado a 38.000 hectáreas de almendro, 18.000 de cereales y leguminosas, otras 12.000 de secano y a 400.000 hectáreas de pastos permanentes mientras que calcula que la afección al ganado es a 236.000 cabezas de ovino y otras 134.000 de caprino, así como a todas la producción en integración de porcino y avícola.

El documento que el próximo martes registrarán ante ambas administraciones exige, entre otras, el adelanto de los pagos de la PAC de "forma inmediata al 100 por ciento", la realización de "riegos de socorro" para salvar el arbolado allí donde sea posible; la puesta en marcha de medidas para la reposición urgente de las plantaciones que se están perdiendo por esta sequía, fundamentalmente almendro e iniciativas de carácter económico como medidas fiscales o reducción de módulos.

Demanda, asimismo, la exención de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) del 2014 que afecten a explotaciones agrarias con las cosechas afectadas; reducciones de los índices y módulos del IRPF por circunstancias excepcionales para las actividades agrarias y Exención durante al menos un ejercicio en el pago de las cotizaciones a la seguridad social de los autónomos con actividad agraria y para trabajadores por cuenta ajena empleados.

Al hilo de esto, pide el establecimiento de líneas preferenciales de crédito y créditos financiados a muy bajo interés para hacer frente a los gastos de las explotaciones afectadas y señala como "conveniente" el establecimiento de bonificaciones de interés de los créditos al tiempo que urge el aplazamiento en los pagos de los préstamos de incorporación de jóvenes y planes de mejora de las explotaciones que pudieran aún estar vigentes del MAGRAMA o de la Junta de Andalucía.

Para el caso de la ganadería y la apicultura, "afectadas seriamente por la carencia de pastos o de floración según remarca, se propone que se arbitren ayudas excepcionales como las destinadas a la compra de alimentación y transporte para los animales mediante el establecimiento de préstamos oficiales blandos o subvencionados parcialmente en capital.

Por último, en materia de regadio, solicita la reducción de los cánones de riegos por parte de las Confederaciones Hidrográficas del Segura, Guadalquivir y Cuenca del Sur y que dicha reducción "repercuta directamente en el precio que tiene que pagar el regante".

Consulta aquí más noticias de Almería.