«Le prendió fuego para condenarla a una muerte en vida»
C. Hernández.
Coordina unas jornadas informativas para víctimas de la violencia de género (que se celebrarán el 29 de junio, 24 de septiembre y 3 de diciembre en el Colegio de Abogados de Alicante) y lucha activamente para ayudar a las mujeres.

¿Qué es lo que preguntan?

Las madres están muy interesadas en esclarecer las repercusiones que (el maltrato) ha provocado en sus hijos. Si les afectará o no psicológicamente.

Eso es muy generoso…

Así es. Se dan cuenta de que los niños empiezan a tener secuelas, pesadillas, agresividad y quieren ayudarlos. Y es que los grandes ignorados son los hijos.

¿Cómo les afecta?

Acaban por minar la personalidad de los hijos.

¿Eso les hace ser violentos?

Tienen mucho riesgo de repetir eso que han visto.

¿Qué importancia tiene la familia de la maltratada?

La víctima saldrá adelante si tiene el respaldo de su familia. A las jornadas informativas suelen venir madres y hermanos para preguntar qué pueden hacer.

¿Y ellas piden ayuda?

Algunas quieren ayudar a la pareja para que salga de una situación violenta.

¿Y qué les enseñan?

Les mostramos los recursos que le ofrece la Administración, cómo deben enfocar la denuncia. Les animamos también a que continúen hasta el final y que la violencia de género es consecuencia de una situación de desigualdad.

Hace dos sábados, un hombre roció con gasolina a su novia cuando se encontraba en un coche en Alicante.

Es un acto de cobardía y de crueldad. Resulta difícil entender hasta dónde la naturaleza humana puede ser perversa.

¿Pero por qué querría quemarla?

Pretendía condenarla a una muerte en vida.

Bio. Es psicólogo, profesor y técnico de la Oficina de Medidas Alternativas de la Audiencia de Alicante.