Un equipo de investigadores ha logrado en el Reino Unido desarrollar tejido de válvulas cardíacas a partir de células madre extraídas de la médula ósea. Su responsable, el profesor de cirugía cardíaca Magdi Yacoub, del Imperial College de Londres, indicó que han dado un gran paso hacia el objetivo de lograr desarrollar un corazón completo a partir de células madre, un «proyecto ambicioso, pero no imposible, que podría alcanzarse en unos diez años».

Los científicos han conseguido un tejido que funciona igual que las válvulas de los corazones humanos, según el rotativo británico The Guardian. De tener éxito en las pruebas con animales, este tejido podría utilizarse en pacientes humanos dentro de tres o cinco años.