Estos trabajos, cuyo importe asciende a más de 7,5 millones de euros, tiene como objetivo incrementar la seguridad de vehículos, peatones y circulaciones ferroviarias. En la línea Zaragoza-Mora la Nova-Barcelona se invertirán 6,8 millones para suprimir los 12 pasos, todos en Teruel. Las obras de protección se instalarán en la línea Zaragoza-Canfranc (en Sabiñánigo) y en la de Madrid-Zaragoza (en Embid de la Ribera).