El cielo permitió salir ayer a casi todos los pasos del Lunes Santo
Las hermandades cordobesas de La Estrella, a su paso por unos abarrotados Jardines de Colón, y La Merced (José Rojas).
Las plegarias de los cordobeses surtieron efecto y el cielo se abrió para iluminar la ciudad con un sol radiante. Durante toda la mañana la lluvia estuvo amenazando con echar por tierra las ilusiones de los cofrades cordobeses. Pero horas antes de los desfiles, las nubes desaparecieron del cielo y alejaron toda amenaza de agua. Conforme estaba previsto en el programa oficial, la primera hermandad en salir a la calle fue la de La Merced, una de las que tienen el recorrido más largo de la capital. Salió a las 16.25 h desde su iglesia del Zumbacón, San Antonio de Padua, donde regresó a primeras horas de la madrugada.

La cofradía de La Sentencia fue la siguiente en salir a la calle. Fue a las 17.15 h desde la céntrica iglesia de San Nicolás. Esta hermandad estrenaba el bordado del techo del palio de la Virgen, realizado en oro fino sobre terciopelo granate.

La Estrella, desde la parroquia de San Fernando, fue la tercera hermandad en iniciar su desfile procesional, a las 17.55 h.

Un poco más tarde, a las 18.30 h, salió La Vera-Cruz, que desde la plaza de Santa Teresa se encaminó hacia la Carrera Oficial de la Semana Santa cordobesa.

Las última hermandad en hacer estación de penitencia fue la más solemne de la jornada de ayer por el silencio que impera en ella: el Vía Crucis. Es la única de la Semana Santa cordobesa que no tiene pasos, sino que es la imagen del Cristo de la Salud portada a hombros. Inició su recorrido a las 20.30 h.

El Lunes Santo lo debía cerrar otra cofradía del silencio, Las Ánimas. Pero pasadas las nueve de la noche decidió quedarse en el colegio Salesianos ante el mal pronóstico meteorológico. Este año no pudimos, pues, escuchar el coro de música sacra que la acompaña.

El tiempo mejora a partir de mañana

Los cofrades de las cinco hermandades cordobesas que saldrán mañana a las calles  pueden tener motivos más que suficientes para la esperanza, ya que los partes meteorológicos son mucho más favorables que estos últimos días. Son los de la Pasión, el Perdón, el Calvario, la Paz y la Misericordia, que son las cofradías protagonistas del Miércoles Santo. El Instituto Nacional de Meteorología (INM) prevé cielos nubosos con un 45% de probabilidades de lluvia. A priori, la previsión no es del todo buena, pero sí esperanzadora, ya que tanto el domingo como el lunes, el INM dio unas probabilidades de lluvia del 90% y 80%, respectivamente, y al final todos los pasos pudieron salir a la calle.