La Asociación Escuela Laica remitió ayer un escrito a la Consejería de Educación en el que pide que se modifiquen el procedimiento y los impresos de matriculación de alumnos para el próximo curso, ya que entienden que se vulnera la legislación vigente y su libertad de conciencia.

Los centros educativos no deberían obligar a nadie a decantarse por una opción u otra, según Escuela Laica, sino que son las familias que quieren que sus hijos cursen religión son quienes deben hacérselo saber al centro en un impreso diferente al de la matrícula.

Por ese motivo han pedido que se retiren los impresos oficiales del próximo curso 2007/2008, que se sustituyan por otros que respeten el derecho a no hacer pública su elección y le piden a la Consejería que dé las instrucciones en tal sentido a todos los centros de financiación pública.