Pagan 352 euros, por dos abonos (dos sillas para ella en Constitución). Tras la peatonalización, el espacio adjudicado está junto a una farola. La silla no cabe y llevan desde el Domingo de Ramos de pie en el pasillo. Antes de la Semana Santa, la abonada lo advirtió al Consejo.