En el 90% se han detectado deficiencias. Sólo un 6% (cuatro de ellos) cumple la totalidad del procedimiento regulado. En el 59% no existe reglamento de funcionamiento; 32 de 64 (50%) no disponen del documento acreditativo de la Dirección de Tesorería y Política Financiera para abrir cuentas en una entidad de crédito y ahorro y el 36% no realiza semestralmente las conciliaciones bancarias previstas. Tampoco tienen control del material inventariable.