Detenidos cuatro neonazis por extorsionar y agredir a un vecino de Tarragona

  • Le exigían 7.500 euros para pagar la defensa de compañeros encarcelados por dar una paliza un grupo de ideología opuesta en Manresa (Barcelona).
  • Cuando empezó a tener problemas para pagar, empezaron las palizas e, incluso, planearon secuestrarle, lo que precipitó la operación policial.
  • El hospital que le atendió por la perforación de un tímpano avisó a los Mossos.
El material fascistas, las armas blancas y el dinero en efectivo encontrados en domicilios de miembros de los Cusos acusados de extorsionar a un vecino de Tarragona.
El material fascistas, las armas blancas y el dinero en efectivo encontrados en domicilios de miembros de los Cusos acusados de extorsionar a un vecino de Tarragona.
MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro miembros del grupo neonazi Cusos por extorsionar y agredir gravemente a un vecino de Tarragona para pagar la defensa de los miembros de este grupo encarcelados por tentativa de homicidio en Manresa (Barcelona) antes del inicio de un concierto antifascista.

La detención se produjo el pasado 8 de julio y los arrestados son de nacionalidad española y vecinos de Tarragona y Terrassa (Barcelona). El juez ordenó el ingreso en prisión de dos de ellos como presuntos autores de los delitos de extorsión, lesiones, robo con violencia, amenazas y pertenencia a grupo criminal.

Los detenidos forman parte, según los Mossos, de un grupo criminal más amplio, diez de cuyos miembros están en prisión acusados de una tentativa de homicidio en Manresa el 23 de marzo del 2012, antes del inicio de un concierto antifascista.

Precisamente, según la policía, la finalidad de las extorsiones realizadas por los últimos cuatro detenidos sería conseguir el dinero necesario para financiar la defensa de sus compañeros. Concretamente, con los fondos obtenidos se habrían pagado a los abogados y la indemnización a la víctima, ya que querían pactar una conformidad.

La víctima no denunció

La investigación se inició el pasado 24 de abril cuando los Mossos recibieron informaciones de que un vecino de Tarragona estaba sufriendo extorsiones continuadas por parte de un grupo de ideología nazi que actuaba bajo el nombre de Cusos.

Se trataba de extorsiones muy violentas que incluían agresiones, en una de las cuales llegaron a romper el tímpano a una víctima. A pesar de que ésta no lo denunció, el centro hospitalario donde fue atendido informó a la policía de los hechos, siguiendo el protocolo establecido en casos de agresiones.

La víctima asumió el pago de hasta 2.500 euros, pero cuando no pudo afrontar más pagos, las amenazas se materializaron y empezaron las palizas y agresiones físicas. Según las investigaciones de los Mossos, debía pagar otros 5.000 euros.

Las detenciones, tuteladas por los juzgados de instrucción de Tarragona, se precipitaron porque la Unidad Central de Secuestros y Extorsiones detectó que los autores estaban preparando una nueva agresión, e incluso llegaron a plantearse el secuestro de la víctima.

Los agentes registraron dos domicilios de Tarragona y Terrassa en los cuales se localizó gran cantidad de material neonazi, dinero en efectivo, armas blancas, documentación y banderas.

El 'caso Stroika'

Los hechos de Manresa —conocido como el 'caso Stroika'— por los que están detenidos diez miembros de este grupo de ideología neonazi y simpatizantes de radicales de varios equipos de fútbol, sucedieron el 23 de marzo pasado, dos horas antes del inicio de un concierto antifascista.

Un grupo de jóvenes de ideología neonazi agredieron gravemente a un grupo de jóvenes de estética opuesta y las investigaciones posteriores llevaron a la detención e imputación de diecisiete personas, diez de las cuales ingresaron en prisión provisional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento