Cuando los agentes fueron avisados, la chica de 26 años estaba acompañada de sus familiares. Fueron ellos quienes explicaron que la joven había sido agredida y añadieron, además, que el presunto maltratador había golpeado el vehículo de la chica. Tras este relato, el hombre pasó con su coche ante los agentes y fue detenido. Sobre el caso de malos tratos de la semana pasada en Tomiño, la jueza ha prorrogado la detención del supuesto agresor.