El servicio de atención primaria del Sergas recibirá un gran impulso en los próximos años, un empuje que se traduce, sobre todo, en la ampliación del personal firmada ayer por la Xunta, los sindicatos médicos y las asociaciones de profesionales. La plantilla actual –de unos 1.800 médicos de cabecera y 300 pediatras– se habrá reforzado en 2011 con 374 facultativos nuevos, 65 de ellos de niños. Este incremento no sólo permitirá hacer frente a las jubilaciones, sino también evitar la sobrecarga que sufren algunos facultativos en la actualidad.

Los primeros, en verano

El plan anunciado ayer por la Xunta comenzará a implantarse ya, pero con mucha calma. Antes del próximo mes de junio se contratarán 25 médicos de cabecera y tres pediatras, además de 41 ATS. Más beneficiada saldrá la parte administrativa de los centros de salud, que tendrá 64 trabajadores más.

Esta ampliación de plantilla, que responde a las necesidades expuestas por cada gerencia de atención primaria, permitirá realizar una distribución de las cuotas de pacientes que le corresponden a cada médico. El objetivo es aliviar la carga de trabajo de los que cuentan con más cartillas, ya que hay facultativos que tienen más de 1.500 personas asignadas cuando el número máximo idóneo es de 1.200. La redistribución de pacientes continuará hasta 2011, fecha tope de este plan de choque. De hecho, los 374 facultativos nuevos cubrirán de sobra las 64 jubilaciones previstas para los próximos cinco años.

El programa incluye también una ampliación de las funciones del médico de cabecera, que ya podrá pedir pruebas de laboratorio y anatomía patológica, así como radiologías y ecografías, sin tener que pasar antes por el especialista.

Los ambulatorios que tendremos

Central de llamadas. Tres centros de salud de cada gerencia centralizarán el servicio de citas. Está por decidir si los ambulatorios abrirán las mañanas de los sábados.

Más estudiantes. En 2008 se ampliará el número de plazas MIR de medicina familiar y de pediatría.

Sanidad electrónica. Este año empezará a usarse la historia clínica electrónica y se extenderá la receta electrónica, según aseguran desde Sanidade.

Especialistas en el ambulatorio. Se crearán plazas de consultores para reducir las listas de espera.

Más protestas. El sindicato Omega anunció ayer una huelga para el próximo martes, día 10, por la precariedad.