Pedro Sánchez: "Rejuveneceré el partido con un proyecto socialista laico y con las bases"

  • Sánchez promete unidad y dice que cuenta con Madina y Tapias en la dirección.
  • Ha asegura que quiere "renovar el PSOE", y ha hecho hincapié en la laicidad del estado y la lucha implacable contra la corrupción.
  • Sánchez ha dicho que para cambiar el PSOE lo primero es recuperar la "seña de identidad" de un partido que siempre ha "aspirado a gobernar".
El diputado madrileño Pedro Sánchez saluda tras ganar la consulta entre las bases del PSOE para ser el nuevo secretario general de los socialistas en sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba.
El diputado madrileño Pedro Sánchez saluda tras ganar la consulta entre las bases del PSOE para ser el nuevo secretario general de los socialistas en sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba.
EFE

El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha agradecido a todos sus compañeros que "han querido liderar el cambio del Partido socialista". Ha asegurado que "va a haber unidad" y que va a cambiar el PSOE, "porque queremos cambiar España, modernizar España y Europa".

Ha prometido unidad y ha ofrecido a sus dos contrincantes, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, que formen parte de su futura Ejecutiva, que estará "tan a la izquierda como sus bases".

A los dos les ha dado las gracias "de corazón" por su "excelente campaña" y por haber tenido el coraje de presentarse en un momento tan difícil para el PSOE y por "haberse dejado la piel por defender su candidatura".

Ha reiterado que quiere "renovar el partido y contar más con las bases". Sánchez asegura que a partir de este momento, todos los secretarios generales del PSOE serán elegidos por los militantes. Para demostrar la unión de partido, porque quiere "un PSOE unido".

"No sobra nadie, al contrario, falta gente. Y todo aquel que quiera arrimar el hombro va a contar con este secretario general", ha proclamado Sánchez en una comparecencia ante militantes en la sede federal de Ferraz, donde ha estado acompañado por el todavía líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, así como por Madina y Tapias.

Muy agradecido, según ha confesado, ha prometido que una Ejecutiva que "va a estar tan a la izquierda como la militancia de base".

Además, ha repasado algunas de las propuestas que ha formulado durante la campaña, como la laicidad del estado y la lucha implacable contra la corrupción, y también ha tenido palabra de recuerdo para los jóvenes que han tenido que emigrar del país para buscar un trabajo.

"Renovar la casa y recuperar las fuerzas"

Consciente de la inmensa tarea que tiene su partido por delante, el futuro líder del PSOE ha hecho hincapié en la necesidad de "reforzar la unión, renovar la casa y recuperar las fuerzas perdidas".

A su juicio, los españoles volverán a confiar en los socialistas si son "audaces" en sus propuestas para resolver los problemas de la sociedad y "coherentes" en el ejercicio de la actividad política, algo a lo que él se ha comprometido.

Tan "consciente" del trabajo que tiene por delante como "convencido" de la capacidad del PSOE para afrontarlo, Sánchez ha considerado que sólo su partido puede gobernar con un proyecto progresista que "no caiga en el populismo y la demagogia".

Así, ha dicho que no le cabe duda de que los socialistas ganarán las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015 y las generales de noviembre.

"Humilde pero orgulloso"

"Aquí estoy, ante vosotros, a vuestro servicio y al servicio de España, como siempre ha estado el PSOE. Humilde pero orgulloso, consciente del reto pero dispuesto a afrontarlo", ha indicado formalmente.

Después de la consulta a las bases de hoy, se ha mostrado convencido de que los socialistas son "más fuertes y orgullos" que ayer y saben que si trabajan "todos juntos el futuro de España está en manos del PSOE".

Para la "ingente" tarea de cambiar el PSOE para cambiar España, Sánchez les ha convocado "a todos", convencido de que necesita el "entusiasmo y el trabajo de todo el partido" y de que "todos van a ser una pieza indispensable" en el nuevo modelo de organización.

Sánchez ha dicho que para cambiar el PSOE lo primero es recuperar la "seña de identidad" de un partido que siempre ha "aspirado a gobernar y no se ha contentado con protestar".

"Vamos a proteger al más débil, a unir España y a tener una voz nítida en Europa", ha proclamado.

Ha renovado asimismo sus compromisos de dar más poder y participación a las bases, rejuvenecer la organización, forjar alianzas y sacar adelante un proyecto socialista laico y un PSOE apasionado en la noble tarea de modernizar España y Europa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento