La Abogacía del Estado asegura que Batasuna utilizó el logotipo de Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB) en el acto del pasado sábado en Barakaldo (Vizcaya), lo que implicaría un incumplimiento del auto en el que el juez Baltasar Garzón permitió su celebración siempre y cuando no se hiciera uso de la simbología de la nueva formación.

Las tres personas que promueven el partido tienen conexiones evidentes con Batasuna

Así lo indica la Abogacía del Estado en la demanda que presentó hoy ante la sala del 61 del Tribunal Supremo (TS) solicitando que se impida la constitución de ASB como partido al considerar que se trata de una sucesión de la ilegalizada Batasuna.

"La simbología es un elemento esencial de la publicitación y de identificación de un partido político", insiste la Abogacía del Estado, que sostiene que ASB "no puede constituirse como partido político por ser tal constitución fraudulenta al perseguir la continuación o sucesión de las actividades de la formación política ilegalizada y disuelta Batasuna".

En este sentido, señala que las tres personas que promueven el partido político -María Jesús Fullaondo, Joana Regueiro y Tomasa Alejandro Gordaliza- tienen "conexiones evidentes" con la ilegalizada Batasuna (son miembros de la Mesa Nacional de Batasuna), "nivel de coincidencias personales con las formaciones ilegalizadas que exige la jurisprudencia del Tribunal Constitucional para apreciar la relación de continuidad o sucesión".

El nombre del partido

Destaca que la utilización del sustantivo Batasuna "es suficientemente significativa de la sucesión" de las organizaciones ilegalizadas.

El rechazo a la violencia terrorista en sus estatutos sería preciso para contrarrestar todos esos indicios

"Dada la contundencia de los indicios subjetivos que concurren en todas las promotoras, así como los indicios relativos a la denominación, a la estructura orgánica y a la simbología de la nueva organización, que demuestran su vinculación" con Batasuna, "el rechazo a la violencia terrorista" en los estatutos de ASB "sería preciso" para contrarrestar todos esos indicios.

La demanda de la Abogacía se apoya en informes de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, en el documento que presentó ASB el pasado 27 de marzo ante el Ministerio del Interior solicitando su inscripción como partido, así como en el citado auto de Garzón del pasado viernes sobre el acto de Batasuna, entre otros documentos.

También lo pide la Fiscalía del Tribunal Supremo

Por su parte, el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín-Casallo, interpuso ante la sala del 61 de este tribunal su correspondiente demanda de ilegalización de ASB.

En la demanda, el teniente fiscal sostiene que esta formación pretende continuar ejerciendo las actividades políticas de los partidos que en su día fueron ilegalizados, en todas y cada una de las ocasiones en que se ha efectuado una convocatoria de elecciones.

Así señala que, para lograr dicha finalidad, se han tratado de utilizar "mecanismos electorales de apariencia legal, que, en fraude de ley, permitieran alcanzar ese resultado".

Encuesta

¿Debe ilegalizar el Supremo ASB, el nuevo Batasuna?

55,61 % (2696 votos)
No
40,35 % (1956 votos)
No lo sé
4,04 % (196 votos)