El BNG impulsa una reforma electoral para que el Congreso anule la opción de nombrar ediles no electos como en Santiago

Los nacionalistas gallegos advierte de que "traza una vía antidemocrática" y del "uso desmedido e injusto" de esta posibilidad

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha registrado una propuesta de reforma electoral en el Parlamento de Galicia que pretende que el Congreso elimine la posibilidad de designar ediles que no concurrieron en las candidaturas, como ha ocurrido en el Ayuntamiento de Santiago en que siete de los 13 miembros del gobierno local no fueron a las urnas.

En una iniciativa legislativa para su elevación a las Cortes, a la que ha tenido acceso Europa Press, los nacionalistas gallegos recuerdan que, aunque el Estatuto de Autonomía atribuye competencias de desarrollo legislativo sobre el régimen local, la elección y conformación de las corporaciones locales se asienta en el Estado.

Sin embargo, el BNG advierte de que Galicia "no puede permanecer ajena a situaciones que se están dando en ayuntamientos relevantes, como es el caso del municipio de su capital".

Siete no candidatos en santiago

En Santiago, únicamente quedan dos concejales de los que salieron elegidos la noche electoral, Reyes Leis y Ángel Currás, que esta semana dio el relevo en la Alcaldía a Agustín Hernández, que cerraba en el puesto número 25 la lista electoral y que hasta ahora era el titular de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.

Desde las elecciones de 2011, y tras varios avatares judiciales, entre ellos la 'Operación Pokémon', han dimitido el primero de los alcaldes, Gerardo Conde Roa, al verse investigado por fraude fiscal, delito por el que acabó siendo condenado. Después llegaron las imputaciones en la investigación que lleva la jueza Pilar de Lara, entre ellas la del exedil de Deportes Adrián Varela.

Precisamente, esta imputación y la solicitud que hizo a la junta de gobierno de que se le costease el abogado para defenderlo en la causa originó que siete concejales acabasen en el banquillo de los acusados por prevaricación, delito que les ha supuesto la inhabilitación especial para cargo público durante nueve años —sentencia sobre la que el recurso todavía no ha sido resuelto—. En el ámbito político, provocó su dimisión.

A raíz de este juicio también dimitió Adrián Varela y la concejala Rebeca Domínguez, que también está imputada en la 'Operación Pokémon', al igual que el exalcalde Ángel Currás.

Antes de que las elecciones se celebrasen, el que fue después nombrado por Gerardo Conde Roa como asesor, Ángel Espadas, abandonó la lista electoral del PP en la capital gallega tras ser sorprendido ebrio y dormido al volante de su vehículo.

En este contexto, y tras las presiones de la dirección gallega para que Currás dimitiese, Agustín Hernández tomó el relevo en el Ayuntamiento, en el que, pese a que había integrantes suficientes para cubrir las vacantes, fueron designados siete ediles que no fueron a las urnas en mayo de 2011. Todos, salvo la diputada en el Congreso Marta González, conforman el equipo designado por el partido para la capital gallega, conforme al artículo 182.2 de la Ley Electoral de Régimen General (Loreg).

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento —PSdeG y BNG— alegaron contra la conformación del gobierno en estas condiciones ante la junta electoral central que, sin embargo, aceptó los nombramientos y otorgó las credenciales. No obstante, ambos presentaron contencioso electoral ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), como paso previo a llevarlo al Constitucional.

"se traza una vía antidemocrática"

"Siendo la primera vez que esto ocurre, no podemos ignorar que se traza una vía antidemocrática que puede se extendida a muchos otros ayuntamientos de Galicia, poniendo en cuestión la legitimidad democrática que es señal de identidad de los municipios de Galicia", manifiesta el BNG en la iniciativa legislativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, y que firman los diputados Tereixa Paz, Ana Pontón y Francisco Jorquera —portavoz del grupo—.

Así, en la exposición de motivos, los nacionalistas recuerdan que no es competencia del Parlamento de Galicia regular el régimen electoral en los ayuntamientos, pero avisan de que "sí es una incumbencia directa debatir y hacer propuestas para asegurar que las normas que regulan los procedimientos de designación y renuncia de los concejales responden a principios democráticos se asientan en la elección directa de los representantes municipales".

Por ello, el BNG pide "derogar la previsión de sustitución de concejales por personas que no figuraron en la candidatura electoral", de forma que en los ayuntamientos gallegos todos los miembros de la corporación "procedan de la consulta directa".

"EXCEPCIONALIDAD"

El BNG también recuerda que esta posibilidad legal fue introducida en la Loreg para "garantizar la democracia y la seguridad" con el fin de "aislar a los terroristas, garantizando una mayor eficacia". Pese al "contexto" de la normativa, la aplicación se "extendió" a contextos ajenos al terrorismo y, de hecho, el Tribunal Constitucional declaró en una ocasión "inconstitucional" que un concejal que asumiese esa condición sin haber concurrido a las urnas pueda ser elegido alcalde.

Y es que, los nacionalistas gallegos cuestionan el "uso desmedido e injusto" de una fórmula de sustitución de concejales por personas no candidatas, que "provoca cambios sustanciales". A ello, añaden el argumento de que "el fenómeno terrorista que justificaba la promulgación del marco legislativo donde se insertaba esta medida fue superado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento